Analizan que los fines de semana no se pueda circular entre las 18 y las 6 de la mañana

Todavía no se definen las nuevas restricciones para el AMBA. Todo apunta a intensificar los controles sobre las que ya existen y ajustar algunas clavijas más. El jueves 29 de abril se informaron algo más de 26.053 nuevos casos y hubo un recorde de 561 muertos.  Con estos datos sobre la mesa, el gobierno nacional volvió a coordinar con el porteño y el bonaerense las medidas para el AMBA.

El secretario de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad, Gabriel Fuks, confirmó que “se van a ajustar los controles” Y mencionó la posibilidad de un adelantamiento del horario de la restricción. Fuks se mostró optimista sobre la vuelta a un trabajo coordinado con el Gobierno de la Ciudad, luego de dos semanas de tensión por las clases presenciales, un asunto que debe resolver la Corte en los próximos días.  

Y contó que la medida de restringir la circulación entre las 20 y las 6 de la mañana “tuvo muy buen resultado”. “Disminuyó la circulación un 50 por ciento, con lo cual es posible que haya un corrimiento”.

Sobre el uso del transporte público, un punto en el que no hubo tanto éxito,  destacó que “debe ser solo para esenciales”, como indica el actual decreto. Desde el Ejecutivo de la Ciudad, el subsecretario de Atención Primaria de la Salud de CABA, Gabriel Battistella, afirmó: “Ya hay acuerdos de algunas medidas” restrictivas, en relación al tránsito y algunas actividades. Y sostuvo que durante el día de hoy habrá nuevos contactos para terminar de definir lo que se anunciaría antes de que venza el DNU, a las 0 del viernes.

Respecto de las manifestaciones políticas o de organizaciones sociales, Batistella indicó que “ayer ya hubo una mesa de trabajo con los ministros de Seguridad y también se van a tomar distintas medidas de seguridad”.“No está vedado el derecho a manifestarse, pero en esta realidad no es lo mejor, y sobre todo si no se cumple con los distanciamientos”, aclaró. El funcionario evaluó además que “estas dos o tres semanas que viene son importantes en lo epidemiológico, y se tratará de disminuir en forma importante la cantidad de casos, y si bien hay un derecho a la manifestación, se trata de hacerlo de manera cuidada”.

Según el diario Página 12, las medidas que están sobre la mesa son las siguientes.

  • Circulación. Se mantiene la restricción de circular de 20 a 6. Está en estudio si el fin de semana se extienda dos horas, de 18 a 6, para evitar las reuniones sociales.
  • Comercio. El gobierno nacional y el bonaerense barajan un cierre comercial  por 15 días. CABA estaría a favor de dictaminar que se vuelva a atender desde la puerta, nadie pueda ingresar. Los shoppings permanecerán cerrados por otras dos semanas.
  • Construcción. Se evalúa frenarla dos semanas, por la enorme carga que significa en la circulación, aunque al gobierno nacional esta variante no lo convence.
  • Escuelas. El gobierno nacional estaría favor de volver a la presencialidad un par de días por semana y que el resto de las jornadas sean a distancia. El porteño aceptaría que la secundaria dicte clases a distancia, pero no quiere ceder en los niveles inicial y primario.
  • Profesionales. Se insistiría en que todas las actividades profesionales –abogados, contadores, administrativos– regresen al trabajo virtual. Se mantendrá esa situación en todo lo que tiene que ver con la actividad oficial.
  • Fábricas. Se mantendrá la producción, siempre y cuando el transporte de los trabajadores esté a cargo de la empresa o los trabajadores. El punto es no recargar el transporte público.
  • Aire libre. El concepto general es detener todo lo que signifique actividades en lugares cerrados y trasladar lo que se pueda a lugares abiertos.

Según los datos del Ministerio de Transporte, durante estas casi dos semanas, el uso del transporte público en el AMBA se redujo un 40% en el horario de restricción nocturna. Y bajó entre un 8 y un 10% durante el día por la suspensión de las clases.