Paros y marcha de antorchas de la enfermería por el salario, el reconocimiento profesional y para que no obliguen a trabajar a personal de riesgo

Por Demián Verduga. Diario Z

El 12 de mayo es el Día Internacional de la Enfermería. La fecha llega en el contexto de la segunda ola de Covid-19. Es el peor momento de la pandemia en cantidad de infectados y fallecidos. Los enfermeros intentarán en esta jornada darle visibilidad a varios reclamos. Algunos son urgentes: que no se le exija al personal de salud que tiene factores de riesgo que vuelva a trabajar, con la excusa de que ya fueron vacunados. Otras demandas son la mejora salarial y el reconocimiento profesional. Habrá paro de 24 horas en algunas instituciones y en otra, será de tres horas por turno. Se realizarán varias movilizaciones. A las diversas medidas de fuerza de mañana convocan organizaciones autoconvocadas y asociaciones sindicales. Entre ellos están la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) y el espacio intersindical que reúne a ATE, UTEN (Unión de Trabajadores de Enfermería Nacional) y SITRE (Sindicato de Trabajadores de Enfermería).

Desde ALE le dijeron a este medio que su convocatoria arrancará al mediodía en Congreso, con una carpa. La idea es iniciar una campaña para juntar firmas y poder llevar una iniciativa popular a la Legislatura porteña que impulse el reconocimiento profesional de la actividad. Unas horas más tarde, cuando comience a oscurecer,  habrá una marcha de antorchas hasta la Plaza de Mayo.

La voz de la primera línea

Claudia Ferreyra es enfermera del Hospital Rivadavia. Participó este martes de la asamblea que se realizó en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, del barrio de Palermo. El punto central fue rechazar la exigencia del gobierno porteño de que vuelvan a sus tareas los trabajadores que tienen enfermedades de riesgo si ya fueron vacunados. “Eso es un asesinato -dijo Ferreyra a Diario Z-. Sabemos que la vacuna protege, pero no evita el contagio. Así que lo primero es lograr que se modifique esa decisión.”

“Pedirle a nuestros compañeros con enfermedades previas que vuelvan a trabajar porque recibieron la vacuna es casi un un asesinato”

Claudia Ferreyra, enfermera del Hospital Rivadavia.

Según Ferreyra, la convocatoria para el retorno de este personal la hizo primero el gobierno nacional, mediante un DNU. Luego, el mismo gobierno decidió dar marcha atrás con la medida. No ocurrió lo mismo con el Ejecutivo de la Ciudad, que impulsó una resolución propia para insistir con la exigencia.

“El tema es que tienen camas de terapia intensiva, pero no personal-explicó Ferreyra-. Por eso les piden a los de riesgo que vuelvan. Nosotros decimos que contraten más personas y que no expongan a nuestros compañeros.”   

Los sindicatos y asociaciones que representan a los enfermeros presentaron una batería de amparos en la Justicia pidiendo que esta decisión quedé sin efecto. Por ahora no hubo ningún pronunciamiento judicial.   

Otro reclamo es la recomposición salarial. Los trabajadores de salud de la Ciudad recibieron un aumento del 30 por ciento el año pasado. Con ese incremento, el sueldo de un enfermero oscila entre los 45 mil y los 50 mil pesos mensuales. Es alrededor de un 20% menos de lo que representa la canasta básica familiar, que en abril fue de unos 60 mil pesos mensuales.  

Salarios: un enfermero cobra entre $45.000 y $50.000 mensuales en la Ciudad.

“El bono de 6.000 pesos que otorgó el gobierno nacional nos parece muy insuficiente-remarcó Ferreyra-. Somos personal esencial no sólo en el manejo de la pandemia sino también en la campaña de inoculación.”

“Tenemos todos los requisitos que la norma pide para el reconocimiento profesional. Estudiamos más de cinco años”.

Oscar Sanabria, enfermero del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y miembro de ALE.

Oscar Sanabria, enfermero del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y referente de ALE, le dijo a Diario Z: “Estamos pidiendo que cumplan con la ley. Somos profesionales que estamos desempeñando esa función. Tenemos todos los requisitos que la norma pide. Estudiamos más de cinco años. Horacio Rodríguez Larreta puede cumplir con la ley. El pase puede hacerse sin llegar a la Legislatura.

Desde ATE, que hará otras actividades, Rodolfo Arrechea, delegado del Hospital Rivadavia y coordinador del Área de Salud de ese gremio, le dijo a Diario Z: “La demanda del reconocimiento profesional la tenemos hace años”.

“La inflación del 2020 fue mayor al aumento que recibimos-agregó-. Por eso necesitamos recomposición. Estamos pidiendo un incremento que empareje con la inflación. Tuvimos un 30 por ciento de aumento. Los precios subieron el 36 y en lo que va de este año ya perdimos casi la mitad de lo que habíamos recibido”.