Según el Gobierno porteño, una familia necesita $93.877 y ser propietaria para pertenecer a la clase media

La canasta básica en la Ciudad de Buenos Aires ascendió a más de 61 mil pesos en el mes de abril. La cifra implica una suba de 4 por ciento en relación al mes anterior, cuando se había ubicado en $59.208. Este monto no contempla gastos como el alquiler y confirma el retraso de los salarios. En el último trimestre del año pasado, la mitad de los porteños ganaba por debajo de los 50 mil pesos mensuales.

El informe elaborado por la Dirección de Estadística y Censos de la CABA señala además que la canasta alimentaria, que marca la línea de indigencia, se ubicó en abril en $32.798. El incremento tiene el mismo porcentaje que de la canasta básica, 4% respecto de marzo, cuando se ubicaba en $31.526.

Datos de la Dirección de Estadística y Censos de la CABA

El informe tiene un cuadro que indica el nivel de deterioro de la clase media en los últimos años, agudizado por el impacto de la pandemia en 2020. El cuadro señala a partir de qué nivel de ingresos una familia puede considerarse plenamente de clase media, siempre sin incluir el alquiler de la vivienda. Para el mes de abril, la cifra se ubicó en 93.877 pesos en adelante.

Si una familia tiene ingresos entre 75 mil y esos 93 mil se la considerada sector medio frágil, es decir, que fácilmente puede quedar por debajo de la línea de pobreza. Por otra parte, con ingresos de $61.500 a $75.101 son sectores no pobres vulnerables y de 32 mil a 61 mil pobres no indigentes.