Para Orduna, las restricciones deberían continuar “hasta bajar a 4 mil casos diarios”

El infectólogo Tomás Orduna, del Hospital Muñiz, opinó que, si bien las restricciones que rigen hasta el próximo viernes dieron resultado al “frenar un crecimiento sin fin” de casos, sería necesario que las medidas se prolonguen “hasta bajar a 4 mil casos diarios” porque los números actuales de contagios de coronavirus “son muy altos”.

“Las restricciones surtieron efecto y es verdad que hemos logrado frenar un crecimiento sin fin”, afirmó Orduna y explicó que, de los 30 mil casos de coronavirus que la Argentina tuvo del 9 del 15 de abril pasado, la proyección era tener “entre 50 y 60 mil casos” si no se adoptaban medidas restrictivas que mitigaran la propagación.

En declaraciones radiales, el especialista que integra el comité de expertos que asesora al Gobierno recomendó que las medidas restrictivas actualmente vigentes -con plazo hasta el próximo viernes 21 de mayo- se prorroguen “hasta que logremos bajar a 4.000 casos por día” porque “25.000 casos es un trampolín altísimo para la ola de invierno”.

En este sentido, Orduna indicó que los registros marcan que aproximadamente el 2% de las personas contagiadas va a fallecer: “De 100 contagiados, 2 van a fallecer y tenemos 500 muertos por día. Es terrible”, afirmó.

Con ese argumento, indicó que “de 25 mil casos, va a haber 500 fallecidos y nadie se siente bien con eso”, con lo cual “no deben ser números a los que nos acostumbremos”.

Por otro lado, Orduna volvió a poner el acento en la necesidad del “compromiso de todos” para mitigar la propagación de la enfermedad en el marco de la segunda ola y el inicio de la época invernal. “Si yo no hago bien las cosas, no puedo después poner el dedo acusador a los gobiernos diciendo que las cosas no se hacen bien”, agregó. “Hay muchísima gente que no está colaborando adecuadamente en sostener las restricciones, además de los que hacen las reuniones masivas, fiesteras”, advirtió Tomás Orduna.

Por otro lado, el especialista entendió que la problemática en el marco de la segunda ola de coronavirus “ya no es un tema del AMBA” sino que involucra también a las ciudades de Córdoba y Rosario. “Los números de Córdoba prácticamente emularon a los de la CABA y Rosario está colapsado hace varias semanas”, graficó.