Comenzó el empadronamiento para vacunar docentes de 55 a 59 años y personas de riesgo del mismo rango etario

El Gobierno de la Ciudad comenzó el empadronamiento para los trabajadores de la educación que estén en el rango etario de 55 a 59 años. Lo mismo ocurre con el resto del personal estratégico, es decir, fuerzas de seguridad y trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social y Hábitat.

“Ante  un nuevo lote de vacunas provisto por el Gobierno nacional, se abre el empadronamiento para el personal docente y no docente de escuelas de la Ciudad que tienen entre 55 y 59 años inclusive”, publicó el Ejecutivo porteño en su página web.

Desde el sindicato Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), que nuclea a la mayoría de los docentes porteños, le explicaron a Diario Z que las mujeres que trabajan en el área de Educación se jubilan a los 56 años y los hombres a los 60. Es decir que esta fase de empadronamiento abarca un segmento todavía minoritario de los docentes. “No son muchos los que tienen esas edades, pero hay”, sostuvieron en el gremio.  

Además de la edad, el segundo filtro de selección son los grupos prioritario definidos por el Consejo Federal de Educación. Tienen el siguiente orden.  

  • Personal de dirección y gestión (personal de supervisión e inspección), docentes frente a alumnos de nivel inicial (incluye maternal), primer ciclo de nivel primario (1° 2° y 3° grado) y educación especial.
  •  Personal de apoyo a la enseñanza, todo otro personal sin designación docente, pero que trabaja en establecimientos educativos de la educación obligatoria en distintas áreas y servicios.
  • Docentes frente a alumnos del segundo ciclo de nivel primario (de 4° a 7° grado).
  •  Docentes frente a alumnos de nivel secundario, de educación permanente para jóvenes y adultos en todos sus niveles e instructores de formación profesional.
  •  Docentes y no docentes de institutos de educación superior y universidades dependientes del Gobierno de la Ciudad e Instituciones privadas incorporadas a la enseñanza oficial.

 Para empadronarse de manera online hay que completando el formulario con los datos personales. Luego se recibirá un link a través de un correo electrónico y WhatsApp para que elegir un turno cuando haya disponibilidad de vacuna.

Personas de riesgo

También están incluidas en esta fase las personas de ese rango etario que tengan factores de riesgo. La lista contemplada es la siguiente y en este link está el formulario de deben completar.

  • Obesidad (índice de masa corporal (IMC) mayor a 35 kg/m2).
  • Enfermedad cardiovascular (insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, valvulopatías, miocardiopatías, hipertensión pulmonar).
  • Enfermedad respiratoria moderada o grave (enfermedad pulmonar obstructiva crónica [EPOC], fibrosis quística, enfermedad intersticial pulmonar, asma grave)
  • Diabetes.
  • Enfermedad renal crónica (incluido personas en diálisis crónica)
  • Cirrosis.
  • HIV/SIDA.
  • Personas con trasplante de órganos sólidos y en lista de espera para trasplante.
  • Personas con síndrome de down.
  • Pacientes oncológicos y oncohematológicos con diagnóstico reciente o enfermedad activa (menos de 1 año desde el diagnóstico, tratamiento actual o haber recibido tratamiento inmunosupresor en los últimos 12 meses, enfermedad en recaída o no controlada).
  • Tuberculosis activa (casos nuevos o recaída, diagnosticados en los últimos 12 meses).
  • Discapacidad intelectual y del desarrollo (que inhabilite las capacidades individuales de ejecutar, comprender o sostener en el tiempo las medidas de cuidado personal para evitar el contagio o transmisión de COVID-19. O se encuentran institucionalizados, en hogares o residencias de larga permanencia; o requieran asistencia profesional o internación domiciliaria).

Personal de seguridad y Desarrollo Social

En el caso del personal de seguridad las condiciones son las mismas. Comenzará con el grupo etario de 55 a 59 años y tiene el objetivo de alcanzar a más de 30.000 personas que cumplen ese rol.

Para el personal estratégico de Desarrollo Humano se comenzará con el grupo  de 55 a 59 años. La meta son aquellas personas que cumplen tareas en los diferentes dispositivos y espacios del ministerio llevando adelante tareas de cuidado, acompañamiento y fortalecimiento de la comunidad de manera presencial.