Alberto Fernández: “Estamos viviendo el peor momento de la pandemia”

El presidente Alberto Fernández anunció la entrada en vigor de un aislamiento estricto por nueve días a partir del sábado en las zonas de mayor riesgo epidemiológico y dispuso ayudas económicas y sociales para los sectores más afectados por las restricciones, en el marco de lo que calificó como “el peor momento desde que comenzó la pandemia” del coronavirus,

El jefe de estado confirmó que en los próximos días que se reforzará el plan de vacunación con la llegada de una gran cantidad de dosis y sostuvo que en pocas semanas estarán inmunizados todos los grupos de riesgo.

“Siete de cada diez mayores de 60 años recibieron ya una dosis”, dijo.

El jefe del estado anunció que quedan restringidas las actividades de todo tipo que no sean esenciales y la circulación en zonas de alto riesgo o alarma epidemiológica por nueve días, hasta el 30 de mayo.

En cadena nacional, Fernández informó que las restricciones alcanzarán “las actividades sociales, económicas, educativas, religiosas y deportivas en forma presencial”, con la salvedad de “los comercios esenciales” con servicio “a domicilio y para llevar” de “cercanía”.

Fernández aclaró que en ese período sólo habrá tres días hábiles, ya que el resto son feriados o fines de semana, y adelantó que “terminados los nueve días de restricciones se retomarán las actividades, según el riesgo epidemiológico de cada zona”, aunque advirtió que la modalidad de restricción hasta el 30 de este mes se repetirá el fin de semana del 5 y 6 de junio venidero.

El Presidente alertó que Argentina está viviendo “el peor momento desde que comenzó la pandemia” y llamó a asumir “la gravedad” de la situación más allá de lo que cada uno piense, “sin sacar ventajas” sino “unidos” para enfrentar esta “catástrofe”.

La situación “es muy grave y se evidencia en el país”, contó Fernández, y reflejó con “el aumento” de la demanda de “camas y respiradores”, situación que “no se resuelve si no se restringe contagio y circulación”.

Medidas para ayudar a empresas y familias a paliar el aislamiento


El mandatario anunció además medidas de asistencia económicas y sociales para reducir el impacto de la ‘segunda ola’ de la Covid-19, una ayuda que ya lleva una inversión del Estado de 480 mil millones de pesos, financiados “por mayores ingresos” producidos a través del impuesto “a las grandes fortunas y el aumento de la recaudación”.

En ese sentido, explicó que el Gobierno dispuso una ampliación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) para atender a los sectores que se verán afectados por las medidas, con una inversión en torno a los $ 52.000 millones.

También estableció un incremento del monto del salario complementario para los trabajadores de los sectores críticos y la salud, que pasa de $18.000 a $22.000, además de la incorporación del sector gastronómico al Repro y reducción de las contribuciones patronales en los sectores críticos, por $ 8.500 millones.