La Ciudad ya vacunó al 28% de la población y para fines de junio estaría cerca de cubrir a todas las personas de riesgo

La Ciudad de Buenos Aires vacunó al 28% de la población con al menos una dosis.  Aplicó, según los datos oficiales, 898.690 inoculaciones de la dosis uno y 293.322 de la segunda. Claro que al igual que ocurre en territorio bonaerense, algunas de las personas que se vacunaron en CABA, por ejemplo como profesionales de salud independientes, residen en el conurbano y viceversa.

El dato muestra un avance significativo de la campaña de vacunación porteña. Indica que se está varios pasos más cerca del número mágico de una parte de la experiencia internacional, que muestra que al superar el 40 por ciento de la población vacunada las muertes y los contagios caen. Uno de los motivos por los que se produce este fenómeno es que estos inoculados se suman a las personas que cursaron la enfermedad y desarrollaron anticuerpos naturales. Si hoy se hiciera esa cuenta con los datos disponibles, entre inoculados y recuperados en la CABA hay 1.300.000, casi la mitad de los porteños. Esto sin calcular los infectados que no se registran porque fueron asintomáticos o cursaron la enfermedad de modo leve y no se realizaron testeos.  

Sobre ese total de vacunas aplicadas en la CABA, la mayoría son de Sputnik V. Suman 635.520 entre ambos componentes, con una mayoría del primero. De la china Sinopharm su aplicaron 248.004 en total y de AstraZéneca 210.721. Está mañana del lunes 31 de mayo arribaron más de dos millones más de dosis de esta vacuna. A la Ciudad le corresponden 150 mil.

La población objetivo o grupos de riesgo a nivel nacional son 14 millones de personas. En la Ciudad son casi un 1.5 millones, es decir, la mitad de la población. Este primer grupo objetivo está compuesto por los mayores de 60 años, personal de salud, docentes, policías, y personas entre 18 y 59 años con alguna enfermedad de base.

En la CABA la proporción de este primer grupo objetivo es mayor que en el resto del país porque hay más personas mayores de 60 años en relación a la cantidad de habitantes. También hay una mayor porción de personal de salud, de docentes y de fuerzas de seguridad. El cálculo del gobierno nacional y del porteño es que esa población objetivo estará vacunada con al menos una dosis antes de que finalice junio.