Quirós dijo que en una semana termina la vacunación de los “prioritarios”

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, respaldó las declaraciones que hizo esta mañana su par nacional, Carla Vizzotti, sobre el nuevo cruce político por la vacuna de Pfizer.

“Es muy difícil opinar sin información precisa. Uno solo puede opinar por las declaraciones”, sostuvo Quirós. “Yo tiendo a creer que lo que Carla Vizzotti dijo es lo que ocurrió y que fue un malentendido. Pero no me gusta opinar de las cosas que no conozco o en las que no puedo aportar precisiones a la población”.

La nueva pirotecnia por la vacuna de Pfizer fue la siguiente. El encargado para la Latinoamérica del fondo Covax, órgano de la Organización Mundial de la Salud (OMS) creado para garantizar una distribución más equitativa de las vacunas, dijo que la Argentina le había dicho que “no quería la vacuna de Pfizer”. Esta declaración fue realizada en un zoom privado y utilizada por la oposición al gobierno nacional para insistir con las críticas por la falta de acuerdo con el laboratorio de Estados Unidos.

Esta mañana, Vizzotti compartió un mail enviado por Santiago Cornejo, el funcionario de Covax cuyas declaraciones fueron usadas por la oposición, en el que le pedía disculpas y aclaraba que había sido sacado de contexto. Y que Argentina no podía comprar las vacunas a través de la OMS porque las exigencias legales de la empresa farmacéutica eran las mismas que han trabado el acuerdo hasta ahora.

Esto fue a lo que se refirió Quirós cuando dijo que lo dicho por  Vizzotti le resultó “verosímil”.

Quirós informó que a fines de la próxima semana comenzará la vacunación a la población en general.

Declaraciones del ministro de salud porteño.

Yendo al plan de vacunación, el ministro adelantó que prevén terminar con las personas de 18 a 60 años con condiciones preexistentes y de grupos estratégicos los primeros días de la semana que viene. Los que faltan serían: personal docente y no docente, policías, y quienes trabajan en Desarrollo Social en los barrios populares.

Esto quiere decir que a fines de la próxima semana se podría abrir la inscripción a la fase final del plan de vacunación, que son las personas no consideradas de riesgo. Es decir, que tienen entre 18 y 59 años sin enfermedades de base.

“Luego comunicaremos la apertura de nuevos grupos, yendo por edad en la población general sin comorbilidades-agregó Quirós-. Probablemente vayamos bajando de a cinco años, pero es algo que comunicaremos en los próximos días”.