En dos años, el padrón de extranjeros en la Ciudad pasó de 22 mil a 417 mil personas

La Justicia Electoral informó, entre otros datos, que hay casi medio millón de residentes extranjeros en la Ciudad que están habilitados para votar este año. Los requisitos que deben cumplir son:

  •  Que tengan la categoría de residente permanente en el país en los términos de la legislación de migraciones
  • Que posean Documento Nacional de Identidad (DNI) de extranjero/a
  • Que conste en su DNI un domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • Que no estén incursos/as en las inhabilidades que establece este Código Electoral

El padrón electoral de los extranjeros residentes de la Ciudad subió en dos años de 22 mil a 417 mil personas habilitadas para votar en las elecciones primarias abiertas simultáneas oblligatorias (PASO) y en los comicios generales de 2021 para elegir cargos legislativos.

La cifra consta en el padrón provisorio de “electoras extranjeras y electores extranjeros residentes”, que podrá ser consultado y modificado hasta el 11 de junio por si acaso hay que hacerle correcciones.

Tanto para las elecciones primarias como las generales se dispondrán unas 1.100 mesas para la votación de los migrantes, a diferencia de los comicios anteriores, cuando fueron 50 los espacios en las 15 escuelas designadas para tal fin.

El notable aumento de la cantidad de personas extranjeras habilitadas para votar en la Ciudad de Buenos Aires se registró luego de la entrada en vigencia de todo el Código Electoral porteño, que fue sancionado por la Legislatura en 2018 estará en vigencia para las próximas elecciones.

Hasta 2017 los comicios en la Ciudad estaban regidos por el Código Electoral nacional, por el que los extranjeros residentes en la Capital Federal podían votar desde los 16 años pero debían inscribirse en un “Registro de Electoras y Electores Extranjeros”, creado en la órbita del Tribunal Superior de Justicia.

El proceso desalentaba la participación ya que resultaba engorroso realizar el trámite en cada llamado a elecciones, pero a partir de 2019 comenzó a implementarse la normativa aprobada por los legisladores porteños.