El gobierno porteño evalúa adelantar las vacaciones de invierno y agregarles una semana

La pandemia de coronavirus ha vuelto casi imposible planificar en el mediano plazo. Cualquier decisión, estrategia, puede modificarse en una o dos semanas, según la evolución de las casos. La ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, reconoció este martes 8 de junio que el gobierno porteño evalúa adelantar las vacaciones de invierno y sumarles una semana.  

“Si las extendemos una semana más. la idea es cambiar a la primera quincena de julio las vacaciones. Y luego agregar  las jornadas institucionales, que es cuando los maestros van a la escuela pero los chicos no. Aún lo estamos analizando”, aseguró Acuña por radio La Red.

La ministra además destacó que si las condiciones epidemiológicas lo permiten, la Ciudad continuará con la presencialidad para la escuela primaria y sumaría un esquema bimodal a toda la escuela secundaria. En este momento, los últimos tres años del secundario están funcionando con virtualidad plena.

El último DNU del presidente Alberto Fernández vence el próximo viernes. Hasta ese día, en la Ciudad la modalidad de clases presenciales es para el nivel inicial y el primario, y los dos primeros años del secundario tienen un esquema bimodal. Esto ocurre a pesar de que la normativa nacional establece que los distritos en la categoría de “alarma epidemiológica”, como el AMBA, deberían pasar por completo a la virtualidad.

“Hoy primero y segundo año (de la secundaria) tienen bimodal y lo que haríamos es volver a la bimodalidad  de primero a sexto”, remarcó Acuña.

Más allá de las medidas que el gobierno tome, los relevamientos realizados por los sindicatos docentes y colectivos, como la Multisectorial por la Escuela Pública, indican que la asistencia de alumnos a las escuelas está en un promedio del 18%. El motivo, según el último relevamiento de la Multisectorial, es porque “los padres no los envían por temor al contagio”.