Según el Gobierno porteño, una familia precisa $63.289 para no ser pobre y más de 96 mil para estar “en la clase media”

La canasta básica para no quedar por debajo de la línea de pobreza sigue creciendo todos los meses. Según las cifras de la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad, durante el mes de mayo una familia tipo precisó 63.289 pesos para no ser pobre en la CABA, sin contar el alquiler.

Los datos son parte del relevamiento mensual que hace el organismo del gobierno porteño. En el mes de abril, el mismo indicador se había ubicado en 61.582 pesos. Es decir que el incremento mensual fue de 2,7%.

Líneas de pobreza y de indigencia, según el gobierno porteño.

El otro dato delicado es el de la línea de indigencia. Cuánto ingreso necesita una familia tipo para garantizar la ingestión de las calorías diarias básicas para sobrevivir. En este último informe la cifra se ubicó en 33.617 pesos mensuales. En abril esa línea se cruzaba a partir de $32.798. Esto quiere decir que en este rubro el incremento fue del 2,9 por ciento. Es un aumento mayor al de la canasta básica. Muestra que lo más sigue aumentando mes a mes son los alimentos.

Estrato social por ingreso, según Estadística y Censos de CABA

El gobierno porteño hace una división de franjas sociales por ingreso que tiene cinco escalones. De cero a $33.617 es la zona de la indigencia. De allí hasta $63.289 se considera “pobres no indigentes”. De esa cifra hasta $77.595 son “no pobres vulnerables”. Y de este número hasta $96.994 es “clase media frágil”. Recién a partir de los 96 mil pesos, sin pagar el alquiler, una familia se considera de “clase media”.

La escala indica el alcance de la crisis y el retroceso de los salarios. El mismo organismo señala en otro trabajo que el ingreso promedio de la Ciudad son algo más de 57 mil pesos mensuales, menos que la canasta básica y la mitad de lo que precisa una familia para pertenecer a la clase media.