Ricardo Teijeiro, infectólogo: “Tenemos que vigilar mucho las fronteras para que no ingrese la variante Delta”

Por Demián Verduga. Diario Z

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, sostuvo este viernes 11 de junio que en la Ciudad hubo “un marcado descenso de los casos” de Covid-19. El promedio de positivos diarios en 14 días, según el funcionario, pasó de 2.700 a 1.600. Sobre esta base, el Gobierno de la Ciudad flexibilizó la circulación y otras medidas.

Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano y expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) fue consultado por Diario Z sobre la situación de la pandemia en la CABA.       

¿Cómo evalúa la evolución de la pandemia en la Ciudad?

Las últimas dos semanas están bajando los casos. Es una caída significativa, pero tiene que continuar porque todavía estamos en una situación de casos altos. También estamos viendo cierto descenso de la demanda de camas de internación en los hospitales. Lo importante es mantener esta tendencia.

¿Eso no genera un dilema, entre aflojar restricciones, para que la población perciba que el esfuerzo sirvió, y mantener el descenso?

Tiene que haber algún tipo de flexibilización. No se puede seguir igual cuando están disminuyendo los casos porque entonces se pierde también el sentido de haber hecho el esfuerzo. De acuerdo a la situación de cada región se irán tomando las medidas. Quizá se puede abrir hasta un punto y luego mantener eso durante más tiempo. Es lo que se hizo en todo el mundo.

¿Cuánto le adjudica a la vacunación por esta caída?

Mucho. No se hubiese logrado sin eso. Este es el camino, vacunar. Los países productores que empezaron a vacunar masivamente antes que nosotros, cuando lograron 40 o 45% de la población inoculada consiguieron un fuerte descenso de los casos. A eso tenemos que apuntar y luego a llegar al 80% de la población.

¿Cuáles de las restricciones sería mejor mantener?  

Todas las medidas que se tomen de flexibilización tienen que ser estableciendo un protocolo estricto. Uno de los problemas que tenemos es que esos protocolos no se cumplen. Los bares pueden trabajar hasta un poco más tarde, por ejemplo, pero si la gente se reúne adentro y se sientan todos alrededor de una mesa sin barbijo es un problema.

¿Qué tan peligroso es el potencial ingreso de la nueva cepa Delta que se generó en la India?

La cepa de Manaos, por ejemplo, era más contagiosa que la original que surgió en China. Y la Delta es más contagiosa que la de Manaos y un poco más resistente a las vacunas. Por eso hay que tener cuidado. Mientras más rápido cortemos la circulación del virus, más rápido habrá menos variaciones. Son cepas que aún no entraron porque hay control en las fronteras. En el caso de Inglaterra es más complejo porque tienen muchos hindúes viviendo ahí. Por lo tanto la comunicación entre la India y Gran Bretaña es muy fuerte.