Las fronteras seguirán cerradas al turismo y limitan a 600 el cupo diario de ingresos

El Gobierno extendió hoy hasta el próximo 9 de julio el estado de emergencia sanitaria que rige en el país a causa de la pandemia de coronavirus, redujo a 600 el cupo de pasajeros que podrán ingresar cada día al país y dispuso que las fronteras seguirán cerradas al turismo al menos por otros quince días.

Las medidas, que serán publicadas en el Boletín Oficial, fueron anunciadas en conferencia de prensa por la ministra de salud, Carla Vizzoti, quien también informó que se llegó a un acuerdo para la adquisición de 24 millones de vacunas de origen chino Sinopharm, que llegarán al país entre julio y septiembre.

La funcionaria dijo que “hay un alivio” por la baja que se observa en los casos positivos de coronavirus en los aglomerados urbanos, aunque pidió “minimizar los viajes al exterior” de los argentinos para reducir los riesgos de contagio.

Para bajar los riesgos y evitar el ingreso de variantes que no registran circulación sanitaria en el país, el Gobierno aclaró que las fronteras seguirán cerradas al turismo hasta el 9 de julio y fijó un nuevo límite máximo de 600 pasajeros al día para el ingreso al país.

Para los casos en que se permita el ingreso, se estableció un férreo sistema de control para evitar que los viajeros rompan el aislamiento al que estarán obligados, a la vez que habrá un esquema de testeos periódicos a los que tendrán que ser sometidas esas personas.