Quienes lleguen a la Ciudad desde el exterior podrán cumplir el aislamiento en su casa

El gobierno nacional prorrogó este viernes el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) con las medidas para evitar la propagación del coronavirus y limitó a 600 el número de personas que pueden ingresar diariamente desde el extranjero al país. La intención es reducir y postergar lo más posible el ingreso de la variante delta, de modo que encuentre a la mayoría de la población vacunada.

Respecto de las personas que ingresen a la Argentina entre el 1° de julio y el 31 de agosto estarán obligados a cumplir un aislamiento de diez días.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, si el pasajero da positivo de coronavirus deberá cumplir la disposición en uno de los seis hoteles dispuestos y preparados especialmente para tales fines: Presidente, Cyan Tower, Ibis Obelisco, Sheltown, Two y Argentino.

El gobierno porteño no determinó si, como indica el DNU, la estadía será costeada por los contagiados o, como hasta ahora, estará a cargo de la Ciudad.

Si el pasajero da negativo podrá cumplir los diez días de aislamiento en su domicilio particular. Sobre este punto, el gobierno informó que realizará un “seguimiento exhaustivo” de cada uno de los casos, ya sea a través de la línea 147, de controles efectuados por el Ministerio de Salud y del “posible envío de emisarios” a las viviendas.