Sergio Snieg, pediatra: “Pasar muchas horas de frío en el aula es riesgoso para la salud de los chicos”

Por Demián Verduga. Diario Z

La necesidad de ventilación que demanda el Covid-19 y las bajas temperaturas producen varias situaciones paradójicas para la presencialidad escolar. Hay algunas de origen pedagógico: ¿pueden estudiar los chicos mientras están muertos de frío? Hay otros interrogantes  que son de origen médico: ¿qué enfermedades se pueden propagar por pasar frío tantas horas? ¿Cuál es el costo de mantener la presencialidad durante las semanas más gélidas del invierno?

“Es riesgoso para la salud de los chicos tener que pasar tantas horas de frío”, le dijo a Diario Z el pediatra Sergio Snieg. “No se puede generalizar porque lógicamente la situación climática no es igual en todas las escuelas. En las que tienen calefacción fuerte y se puede garantizar que los alumnos vayan con mucho abrigo, la situación es muy distinta”, remarcó el profesional, miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría.

“En instituciones en las que no se puede asegurar esto, se generan más condiciones para que haya infecciones respiratorias, entre ellas el Covid”.

Pasar frío varias horas, ¿no colabora con otras enfermedades?

Lo que hace el frío es que las cilias, que son unos pelos microscópicos que están en la vía área, no funcionen sincrónicamente y se acumula moco en la nariz. Por otro lado, la baja temperatura obliga a cerrar las ventanas. Es un círculo vicioso.  Una de las enfermedades  que se expanden es el resfrío común. Eso hay que diferenciarlo de cualquier infección respiratoria, como la neumonía o la bronquitis.

Las bajas temperaturas, ¿colaboran con estas infecciones?

Son enfermedades de invierno. Ventilar también ayuda a prevenirlas. El tema es cuántos chicos pueden tener el abrigo suficiente y la estufa prendida para ir a la escuela con la ventana abierta. El frío de por sí no enferma. Lo que ocurre en invierno es que circulan con mayor facilidad algunos virus y bacterias. Si una persona tiene neumonía, tose. Si hace mucho frío y no abro las ventanas es más probable que ese virus me contagie. El tema es que para ventilar tenemos que garantizar que los chicos no tengan frío. No se puede aprender tiritando.

Hay un tema planteado por algunos padres sobre la salud emocional y psicológica de los chicos ante la falta de contacto con sus pares y la escuela si se suspende la presencialidad…

No hay dudas de que es un tema complejo. Es un tema de prioridades. Los costos de no sociabilizar por unas semanas o meses. Y ciertas dificultades de aprendizaje que puede haber, porque no es lo mismo una clase presencial que virtual, son cosas que se pueden remediar. La muerta es irremediable. Y todavía falta vacunar a buena parte de la población.

De lo que usted ve en su consultorio, ¿está habiendo muchos casos de Covid infantil? ¿Qué está pasando con las enfermedades habituales del invierno?

El tema del covid en los chicos está subdiagnosticado. Si aparece un caso en un aula, se hisopa a ese nene. Si después aparecen otros, se da por sentado que son positivo y se los aísla. Entonces no está claro del todo cuál es la incidencia del Covid en los chicos. Lo que sí se sabe es que mayormente no tienen las complicaciones de los adultos. Las otras enfermedades habituales, por ahora, están con una circulación menor. Ahora que volvieron las clases presenciales probablemente comiencen a aparecer.