Piden los estudios clínicos para que la Anmat evalúe el uso de la vacuna Sinopharm en niños de 3 a 17 años

El Gobierno Nacional solicitó a la empresa Sinopharm los resultados de los  ensayos clínicos con los que se aprobó la vacuna contra el Covid-19 producida por ese  laboratorio para niños de 3 a 17 años. China ya comenzó a utilizarse este fármaco en la inmunización de esta franja etaria, que hasta ahora estaba excluida de los planes de vacunación en todo el mundo.   

El objetivo de la solicitud es que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) pueda efectuar el análisis del estudio y aprobarlo para ese mismo uso en Argentina. Esta vacuna es una de las tres que se aplican masivamente en el país. Hace dos semanas se terminó de cerrar un acuerdo por 24 millones de dosis que ya comenzaron a llegar.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, enmarcó esta decisión en el contexto de “una situación inédita y dinámica” como la que impone la pandemia de coronavirus. Y puso el acento en lo que respecta a “ensayos clínicos en los menores de 18 años y en particular niños, niñas y adolescentes con comorbilidades”.

El pasado 11 de junio China aprobó el uso de emergencia de las vacunas contra Covid-19 de Sinopharm y de Sinovac en personas de 3 a 17 años. Ambas vacunas utilizan el esquema de virus inactivado para despertar la inmunidad. De las que se están aplicando en el mundo, son las más parecidas a otro tipo de vacunas como la de la polio o el sarampión.

Con los tres grandes contratos que tiene firmados Argentina, el país recibirá más de 90 millones de dosis, suficiente para inmunizar a toda la población con dos inoculaciones. Son 30 millones de Sputnik, mitad del componente uno y mitad del dos; 30 millones de AstraZéneca, y una cifra similar de Sinopharm, contando las anteriores compras. Es decir que ya hay vacunas  por recibir que podrían comenzar a aplicarse en menores de 18 años.    

La vacunación de esta franja etaria está avanzando en varios países. No sólo en China sino también en Israel, donde el brote de Covid de las últimas semanas, aunque aún es leve, se disparó en las escuelas.