Rodríguez Larreta insiste con su proyecto de vender Costa Salguero

Por Franco Spinetta. Especial para Diario Z

A pesar del rechazo generalizado de organizaciones vecinales y ambientalistas, y del fallo judicial que frenó la venta de los terrenos, el Gobierno de la Ciudad sostiene su proyecto para construir un barrio de lujo en Costa Salguero. Así lo especifican en el Plan de Desarrollo Sostenible, presentado recientemente por el Ejecutivo, donde figura la iniciativa titulada “Parque Salguero”, con 13 hectáreas de espacio verde y casi 5 hectáreas ocupadas por viviendas y comercios.

De búnker PRO a salón de fiestas y exposiciones, de pista de baile de música electrónica (con la tragedia de Time Warp a cuestas) a centro de testeo de Covid-19, Costa Salguero siempre está en el radar de la política porteña. En 2019, la Legislatura votó una ley para autorizar la venta de alrededor de 32 hectáreas y, un año después, le otorgó la zonificación necesaria para avanzar sobre los terrenos frente al río.

La reacción popular de rechazo se hizo sentir en la Audiencia Pública más numerosa de la historia legislativa, con más de 2 mil participantes, el 97% de ellos en contra de los planes gubernamentales.

Tanto legisladores opositores como organizaciones de la sociedad civil, ambientalistas y sociales, se agruparon para lanzar una iniciativa popular que busca derogar la ley de venta de los terrenos y propusieron, en cambio, que se convierta en un gran parque verde con acceso irrestricto.

De todos modos, de manera decidida la Ciudad avanzó con su proyecto hasta que se topó con un fallo judicial. El juez Martín Leonardo Furchi declaró inconstitucional la ley que autorizaba la venta de Costa Salguero, frente a un amparo presentado por el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), la Cátedra de Ingeniería Comunitaria, el IPYPP, la Defensoría de Laburantes y la diputada Gabriela Cerruti. El Ejecutivo, finalmente, recurrió al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para resolver el fondo de la cuestión.

En ese marco, la inclusión del “Parque Salguero” en la presentación del Plan de Desarrollo Sostenible fue leída como una señal de que el TSJ podría fallar inminentemente a favor de los planes del gobierno porteño. “La Ciudad recupera un terreno que hace más de 30 años usa un privado para convertirlo en un parque público de 13.4 ha y un sector de 4.7 ha con viviendas, comercios y usos culturales y recreativos”, explicita el proyecto. Con esto, el gobierno buscaría impulsar el desarrollo sostenible, generar más espacios públicos y verdes de calidad, desarrollar áreas urbanas degradadas, favorecer el acceso a la vivienda, entre otros objetivos.

Para Gabriela, Muzio, arquitecta, especialista en normativa urbanística y asesora en Planificación Urbana, es necesario “aclarar que no estaríamos ganando 13 hectáreas de parque como dice el gobierno, sino que estaríamos perdiendo un parque de 18, ya que la totalidad del predio de Costa Salguero debería ser un parque”.

Esta iniciativa figura en conjunto con el reintento de canalizar el megaemprendimiento inmobiliario, Solares de Santa María, planificado por IRSA en la ex Ciudad Deportiva Boca Juniors, Costanera Sur. Formalmente, la idea es “potenciar la inversión pública y privada” en “lugares estratégicos y grandes parcelas” de la Ciudad.

“El Ejecutivo desconoce la voluntad ciudadana plasmada en la audiencia pública histórica por la cantidad de personas que participaron. El 97% por ciento de las más de 2000 personas que hicieron uso de la palabra se manifestaron en contra de privatizar el predio y destinarlo a un complejo inmobiliario suntuoso”, advierten desde el ODC.

Muzio califica como “poco feliz” la forma y el contexto en el cual el gobierno avanza con el Plan de Desarrollo Sostenible, que lleva 12 años de retraso, y cuya ley marco (el Plan Urbano Ambiental) debería haber sido actualizada en 2013 y 2018. “Es decir, una serie de intervenciones de tal envergadura no pueden ser hechas sin acuerdo al diagnóstico y lineamientos del nuevo Plan Urbano Ambiental, que debe reflejar la situación, deseos y necesidades de los y las porteñas para los próximos años”.