Legislatura: debatirá por quinta vez el convenio entre IRSA y el Ejecutivo para construir un barrio con 17 torres en la Costanera Sur

Por Franco Spinetta. Especial para Diario Z

El convenio urbanístico firmado entre el gobierno de la Ciudad y el grupo empresario IRSA ingresó a la Legislatura para su debate. Se trata de la quinta oportunidad en que el texto llega al recinto. Esta vez, la iniciativa estuvo precedida por la modificación de la Ley de Catastro, que habilitaría la concreción del megaemprendimiento urbanístico, Solares de Santa María, planificado para las 71 hectáreas de la ex Ciudad Deportiva Boca Juniors, en la Costanera Sur. El predio se extiende frente a Puerto Madero, al sur de la Reserva Ecológica y al lado del barrio popular Rodrigo Bueno.

Gentileza de la Asociación Amigos del Lago de Palermo.

El expediente, que ingresó al parlamento porteño el martes 20 de julio, establece un acuerdo entre el Ejecutivo porteño e IRSA para modificar la zonificación del predio -que hoy sólo puede destinarse para actividades deportivas-, y de esta manera habilitar la construcción de 17 torres de hasta 145 metros y casi un millón de m2, vista al río y amarres.

En el convenio se blanquea el impulso que tomó la iniciativa tras la sanción de la nueva Ley de Catastro, algo que denunciaban desde la oposición y las organizaciones vecinales. “El SOLICITANTE (IRSA) podrá solicitar el alta de la parcela, conforme a la Ley 6437 que fuera sancionada, el pasado 8 de julio del 2021, por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a través de la cual se modifica la Ley de Catastro 3999”, indica el texto.

“En el plano existe una compuerta de acceso al espejo de agua ‘interno’, que es una entrada del Río de la Plata. ¿Concesionará el Gobierno de la Ciudad un sector del Río de la Plata?”.

asociacion amigos del lago de palermo

La intención del gobierno de reflotar este viejo acuerdo con el grupo empresario encabezado por la familia Elsztain ya había sido anticipada durante la presentación del Plan de Desarrollo Sostenible.

IRSA organizó una presentación con bombos y platillos el 8 de julio en la Sociedad Rural Argentina, donde Elsztain confirmó el cambio de nombre del proyecto (ahora se llamará “Costa Urbana”). “Va a ser el vínculo natural entre la zona sur y Puerto Madero, generando una continuidad en la trama urbana en un área de la ciudad que la necesita”, afirmó el titular de la empresa.

Para alcanzar su objetivo, esta vez IRSA propone destinar 41 hectáreas a la construcción de un parque público. La empresa se haría cargo de su mantenimiento durante 10 años. Desde la Asociación Amigos del Lago de Palermo, que realizó un pormenorizado informe sobre el proyecto, señalaron que, de concretarse el convenio tal como propone la empresa, se avanzará sobre aguas del Río de la Plata y sobre un canal interno de la Reserva Ecológica Costanera Sur.

El barrio ejercerá “una enorme presión sobre la Reserva Ecológica Costanera Sur, sin planta de tratamiento cloacal, con una densidad poblacional superior a la de Puerto Madero”.

arquitecto manuel ludueña, buenos aires sostenible

“En el mismo plano existe una compuerta que marca el acceso al espejo de agua ‘interno’, que no es más que una entrada del Río de la Plata. Para acceder a él, las embarcaciones deben utilizar el canal de la Reserva Ecológica Costanera Sur, que es parte integrante de la misma. ¿Concesionará el Gobierno de la Ciudad un sector del Río de la Plata?”, preguntaron desde esa ONG.

Manuel Ludueña, arquitecto e integrante del colectivo Buenos Aires Sostenible, advirtió que esta última versión del proyecto de IRSA contiene un agregado: “Se trata del otorgamiento de 185.225 m2 más (1.111.350.000 de dólares, con una renta del 35%), una parcela de agua que será pública en 10 años y la deberá mantener la sociedad, que a su vez ejerce una enorme presión sobre la Reserva Ecológica Costanera Sur, sin planta de tratamiento cloacal, con una densidad poblacional superior a la de Puerto Madero”.

“Nos mienten a los legisladores y a toda la ciudadanía impunemente. Le cambiaron el nombre al proyecto, pero van por los barrios náuticos de lujo en la costa de nuestro río.”

legislador Javier andrade, frente de todos

Ludueña adelantó que el convenio tendrá un “tratamiento exprés” en la Legislatura, aprovechando la ausencia de público por la pandemia y la celebración de una Audiencia Pública no vinculante. “Es un manejo plutocrático”, calificó.

Nos mienten a los legisladores y a toda la ciudadanía impunemente. Le cambiaron el nombre al proyecto, pero el fin es el mismo, un barrio cerrado de lujo. Van por los barrios náuticos de lujo en la costa de nuestro río”, aseguró el legislador del Frente de Todos, Javier Andrade.

El predio era propiedad del Estado nacional hasta que en la década del ’60 fue donado al Club Boca Juniors para que construyera una Ciudad Deportiva con un megaestadio y canchas auxiliares.

La cesión incluía la prohibición de que luego fuera vendido a privados. No obstante, la prohibición quedó sin efecto tiempo después y en 2007 esas tierras fueron adquiridas por IRSA por 50 millones de dólares, tras lo cual buscó -sin éxito- cambiar los permisos urbanísticos vigentes.

La primera presentación del emprendimiento Solares de Santa María data de 2010, cuando la empresa firmó el primero de seis acuerdos con el gobierno de la Ciudad para lograr un cambio en los usos permitidos del suelo y avanzar con su diseño que inicialmente incluía torres de 50 pisos y un embarcadero.

Hasta el momento, la Legislatura siempre frenó el convenio. ¿Cuál será el resultado esta vez?