Clubes deportivos y vecinos de la Rodrigo Bueno se oponen al barrio de IRSA

Por Franco Spinetta. Especial para Diario Z

El proyecto de la empresa IRSA para construir un barrio náutico de lujo en la Costanera Sur, denominado “Costa Urbana” (ex Solares de Santa María), sigue acumulando rechazos. Vecinos del barrio Rodrigo Bueno, que linda con el predio, y federaciones de entidades deportivas y sociales exigieron ayer en la Legislatura un debate participativo abierto a la comunidad.

Sin embargo, pese al fallo judicial que ordenaba al gobierno presentar un estudio de impacto ambiental antes del debate legislativo, el oficialismo porteño decidió avanzar con el tratamiento de la ley este jueves 5 de agosto.

El objetivo es rezonificar las 24 hectáreas de modo que la familia Elsztain quede habilitada para construir un mega-emprendimiento urbanístico de casi un millón de m2, 17 torres de hasta 145 metros y acceso directo al río. En paralelo, diputados de Vamos Juntos adelantaron que avanzarán con un jury de enjuiciamiento contra el juez Guillermo Scheibler, autor del cautelar que incomodó al Ejecutivo. 

Según consignó Página12, los vecinos del Barrio Rodrigo Bueno están desacuerdo con la construcción del emprendimiento de IRSA, en especial aquellas familias que aún no fueron relocalizadas en las nuevas viviendas construidas por el gobierno de la Ciudad y que padecen inundaciones, plagas y ausencia total de servicios públicos.

La Rodrigo Bueno está ubicada en un predio aledaño y temen que las nivelaciones del terreno provoquen inconvenientes de todo tipo. “Van a invertir poco, pero van a ganar muchísima plata. En Rodrigo Bueno estamos afectados por todo, pero a ellos no les interesa. No pudieron hacer techos dignos para nosotros y quieren hacer edificios de más de cien metros de alto”, señaló a ese medio Tanhi Quezada, vecina del barrio.

Mientras tanto, otros proyectos alternativos también fueron presentados en la Legislatura, en un intento por torcer el rumbo de una discusión que parece estar sellada gracias a la mayoría automática del oficialismo porteño. Ayer, más de 15 federaciones deportivas realizaron un encuentro virtual con Legisladores del Frente de Todos y con el presidente de la Comuna 4 para conversar sobre una iniciativa que promueve el acceso democrático y participativo a las tierras de Costanera Sur.

El documento elaborado por las organizaciones manifiesta el rechazo al “acuerdo suscripto entre el Gobierno de la Ciudad e IRSA” y exigen que esas tierras sean destinadas para uso deportivo y recreativo. Según adelantaron, las entidades se encuentran “trabajando en un proyecto alternativo donde el acceso público a nuestra costa, la construcción de infraestructura deportiva sustentable y el respeto por el ambiente serán los principios básicos que guían la iniciativa”.

Al día de hoy, en la Legislatura ya se presentaron tres proyectos alternativos al de IRSA para hacer parques públicos en esos terrenos.