Legisladores porteños repudiaron los dichos misóginos de Fernando Iglesias y Waldo Wolff

Los legisladores del Frente de Todos en la Ciudad de Buenos Aires expresaron su preocupación y su rechazo por los “dichos misóginos y discriminatorios” de los diputados Fernando Iglesias y Waldo Wolff sobre la reunión que mantuvieron Florencia Peña y el presidente Alberto Fernández. 

En una petición de declaración de repudio dirigida al presidente de la Legislatura porteña, los diputados sostuvieron que las expresiones de Iglesias y Wolff “atentan contra la construcción de una sociedad con respeto a los derechos humanos, y el rechazo a la violencia de género” entre sus valores fundamentales.

Texto completo

Señor presidente:

El día 2 de agosto se dieron a conocer por medios y redes dichos de Fernando Iglesias y Waldo Wolf que se refirieron a las visitas de mujeres a la Quinta de Olivos como “escándalos sexuales” y con tweets haciendo alusión a prácticas sexuales que involucraría al presidente de la nación.

Estos dichos no solo expresan una falta de coherencia y ética en la práctica política sino que además reproducen estereotipos que configuran la opresión de género en el sistema patriarcal. Asimismo, el rol de las actrices asociado exclusivamente a prácticas sexuales y el cuestionamiento injustificado que recibieron expresa un alto de grado de misoginia y constituye, al mismo tiempo, una forma de violencia política, es decir, un intento de socavar e inhibir la participación de las mujeres y diversidades del ámbito político.

El hecho de cuestionar – y de manera blasfematoria- la participación solo de mujeres en estas visitas atenta contra el artículo 38 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires establece que “[la Ciudad] Estimula la modificación de patrones socioculturales estereotipados con el objeto de eliminar prácticas basadas en el prejuicio de superioridad de cualquiera de los géneros”.

Frente a esto no podemos quedarnos de brazos cruzados. Resulta ineludible para este cuerpo tomar parte en esta cuestión, independientemente de las personas que han protagonizado el hecho y sus preferencias políticas o ideológicas. Como legisladores y legisladoras debemos repudiar enérgicamente el hecho, de otra forma seríamos cómplices y un eslabón más en la persistencia de una cultura machista que condena a las mujeres y a las diversidades al escarnio, la violencia y la limitación de sus derechos.

Teniendo en cuenta que este tema está siendo tratado en la Cámara de Diputados y en función de comprender e insistir en buenas prácticas políticas que nos permitan expresar los debates e ideas de maneras respetuosas en consonancia con las necesidades de nuestro pueblo es que solicitamos nos acompañen en este proyecto de declaración.