Marcha atrás: por un fallo judicial, la Legislatura no tratará el convenio entre IRSA y Larreta para construir un barrio en Costanera Sur

Por Franco Spinetta. Especial para Diario Z

El oficialismo porteño decidió no tratar hoy el convenio urbanístico firmado con la empresa IRSA, debido a que está vigente una cautelar que le ordenaba al gobierno porteño presentar una serie de estudios pendientes, en especial en el plano ambiental. Sin embargo, este traspié no significa la caída del proyecto, ya que el Ejecutivo apeló el fallo y también apuntó contra el juez que hizo lugar al amparo, Guillermo Scheibler, a quien amenazaron con iniciarle un jury de enjuiciamiento.

Para el oficialismo porteño, la decisión de Scheibler impide el normal funcionamiento democrático. En cambio, la oposición exige que se respeten los pasos necesarios y legales de manera equitativa para todos los proyectos en debate.

El bloque Vamos Juntos intentó hasta último momento colar el tema en la sesión. Mantuvieron el expediente en el temario mientras avanzaba la discusión de otras cuestiones, como por ejemplo la mudanza del club San Lorenzo a Boedo. Hacia el final de la sesión, pidieron bajar el proyecto, a la espera del resultado de la apelación.

Ayer, en una jornada intensa, el oficialismo dio señales contradictorias sobre el futuro de la iniciativa. En la reunión de labor parlamentaria, donde los bloques acuerdan el temario de la sesión, Vamos Juntos anunció que no incluiría el proyecto para su debate. Hacia al final de la reunión, sin embargo, incorporó el texto para su votación este jueves. Así y todo, las fuentes parlamentarias no lograban dilucidar qué estaba sucediendo en el interior del oficialismo.

Según pudo reconstruir Diario Z, en el Ejecutivo apostaban a la caída de la cautelar, que está en manos de la Cámara de Apelaciones, afín al oficialismo. Al mismo tiempo, por el fuerte rechazo que generó el proyecto, algunos legisladores que conforman la coalición de Vamos Juntos, en especial los de extracción radical, pusieron en duda su voto.

En el medio de las negociaciones llegó a la Legislatura una notificación judicial dirigida a las máximas autoridades del parlamento porteño, el vicejefe de Gobierno Diego Santilli y su mano derecha, Agustín Forchieri, para que cumplieran con el fallo de Scheibler y se abstuvieran de promover la votación del proyecto.