Desaparición del policía porteño Arshak Karhanyan: “Todo apunta a la propia fuerza”

Por Demián Verduga. Redacción Z

El manto de olvido que se intentó poner sobre la desaparición Arshak Karhanyan, que integraba la Policía de la Ciudad, fue sacudido los últimos días. La madre del agente fue recibida por el presidente, Alberto Fernández, la semana pasada. Y este lunes 30 de agosto el diario Página 12 publicó la transcripción de unas escuchas que están en la investigación.

Las grabaciones muestran un diálogo entre una mujer, Jazmín Soto, y su novio, Leonel Herba, otro agente de la policía porteña que estuvo con Karhanyan el día en que se lo vio por última vez. “Seguí haciendo desaparecer gente”, le dice Soto a Herba, entre otras cosas.

Arshak tenía 28 años cuando fue visto por última vez el 24 de febrero de 2019. Era cerca del mediodía. Estaba de franco. Herba, su compañero en el área encargada de realizar allanamientos, le tocó el timbre de su departamento y hablaron durante 36 minutos.

Una hora después, según las cámaras de seguridad del cajero Link ubicado en la estación Primera Junta de la línea A, Karhanyan retiró retiró 2.000 pesos y cambió su clave. Luego caminó hasta avenida Rivadavia y Paysandú. Entró a un Easy y compró una pala. Pagó en efectivo y guardó la pala en su mochila. Nunca más se supo nada de él. Al tercer día de haber desaparecido, su familia realizó la denuncia.

En las escuchas publicadas hoy, Jazmín Soto le dice al compañero de Karhanyan: “Vos seguí con el teléfono, seguí hueveando, seguí, seguí haciendo no sé, desaparecer gente. El que está acá en orsai porque desapareció una persona y sos el principal sospechoso, sos vos. A mí la Justicia no me tiene del forro del culo. Yo no estoy a punto de perder el trabajo. Yo no le cagué la vida a nadie como vos hiciste y no le cago la vida a nadie. Hasta te cubrí con la fiscalía y omití un montón de cosas que sabía para no seguir ensuciándote ni embarrándote”.

El que está acá en orsai porque desapareció una persona y sos el principal sospechoso, sos vos”.

Frase de una escucha telefónica entre Jazmín Soto y el policía Leonel Herba, la última persona que vio a Arshak Karhanyan.

La investigación por la desaparición de Karhanyan está desde 2019 en la Fiscalía en lo Criminal y Correccional 2, a cargo de Santiago Vismara. Y el juez a cargo de la causa es Alberto Baños, del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 27.

Al inicio de la investigación, el fiscal le había solicitado al juez que autorizara un allanamiento en las dependencias de la división de la policía porteña en la que trabajaba Karhanyan. El magistrado se negó y alegó que no había fundamentos para sospechar de la existencia de algún delito. Baños -además- rechazó dos veces a la familia de Karhanyan como querellante en la causa hasta que una apelación en segunda instancia lo obligó a aceptarla.

El presidente Alberto Fernández recibió a la madre del policía porteño desaparecido la semana pasada.

En agosto del año pasado, los familiares del agente se entrevistaron con Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos de la Nación. Y en febrero de 2021 esa Secretaría se presentó en el expediente como querellante. Junto con el fiscal, solicitaron que se caratulara como una desaparición forzada para poder llevarla al fuero federal. La situación procesal aún no está definida.  

Las reuniones de la familia con Pietragalla y con el Presidente fueron motorizadas por la legisladora porteña del Frente de Todos Victoria Montenegro, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura. Ella ha seguido el caso desde el inicio.

“Rosita -la madre de Arshak- es una mujer muy fuerte”, le dijo Montenegro a Diario Z.  “El primer tiempo de la investigación hubo unos niveles de impunidad increíbles. La madre estuvo siete meses sin poder acceder al expediente”.

“No es fácil desaparecer a alguien. Es necesaria una logística. Son respuestas que tiene que dar la Justicia.”

Legisladora Victoria Montenegro (FdT), presidenta de la Comisión de Derechos Humanos.

La legisladora remarcó que la mayoría de los indicios en la investigación apuntan a la propia Policía porteña. “Es un policía de la Ciudad desaparecido a plena luz del día, un domingo, en el barrio de Caballito. Y no hubo ningún operativo especial para buscarlo. Todos los datos apuntan a la propia fuerza. Se borró la información de su celular laboral y de su computadora. La policía entregó las filmaciones del sábado y del lunes. Retuvo todo lo que pudo las del día de la desaparición. Hubo policías que dijeron que estaba en Venezuela. Fueron  intentos de desviar la causa desde el principio”.

“No sabemos qué pasó -agregó Montenegro-. No es fácil desaparecer a alguien. Es necesaria una logística. Son respuestas que tiene que dar la Justicia”.

Para la legisladora, detrás de la desaparición del Karhanyan hay un intento de tapar otro crimen. “Estamos seguros de que tenía información que no comprometía sólo a un policía sino a varios”. Y cuestionó fuertemente la actitud del Gobierno porteño: “El jefe de Gobierno de la Ciudad y el ministro de Seguridad no tomaron la decisión de buscarlo. Actuaron como si nada hubiera ocurrido”.