Infectólogo Teijeiro: “Estas aperturas se hicieron en todas partes cuando se llegó a este nivel de casos”

Apertura gradual de las fronteras; fútbol con público en un 50 por ciento; teatros y cines al 100%, pero con barbijos. Libertad para circular sin barbijos en los espacios al aire libre; presencialidad escolar casi en pleno. Estas son algunas de las medidas anunciadas por el gobierno nacional este martes 21 de septiembre, comienzo de la primavera. La suma de medidas acercan la vida cotidiana casi a la normalidad previa a la pandemia.  

Aunque no sea posible despegar del todo las nuevas decisiones de los últimos acontecimientos políticos, hay una realidad sanitaria. En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, el reporte de este martes, con los casos del lunes 20 de septiembre, arrojó 115 nuevos positivos sobre un total de más de 20 mil hisopados realizados. Para encontrar un promedio similar hay que retroceder a mayo del 2020, cuando además se hacían muchos menos test por día.  

“Es el momento de menor circulación del virus desde que comenzó la pandemia”, le dijo a Diario Z, Ricardo Teijeiro, expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y jefe de área en el Hospital Pirovano. “Estas aperturas son las que se hicieron en todas partes del mundo cuando se llegó a este nivel de casos. Hay que seguir tomando algunos recaudos porque no se puede descartar del todo que haya una nueva ola. Lo que sí puede ocurrir es que sea mucho más leve que la anterior”.

El infectólogo basó esta posición en la cantidad de personas que ya generaron algún tipo de anticuerpos contra el Covid. “Entre la cantidad de personas que se contagiaron y se curaron, más los millones de vacunados, es muy probable que no sea de una magnitud importante la próxima ola”.

“Hoy no estamos viendo una gran diseminación. Lo esperable sería que pueda haber una nueva ola, pero no de una gran magnitud”.

Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano.

El primer caso de cepa Delta en la Argentina se detectó en el mes de junio. Han pasado casi tres meses y no ha habido una explosión de casos, como ocurrió en el Hemisferio Norte. Al respecto, Teijeiro destacó: “Uno de los motivos para explicar esto es que las cepas de Manaos y la Andina, que son las que más circulan en nuestro país, no son tan fáciles de desplazar. Esto sumado a los que ya generaron anticuerpos”.

Ricardo Teijeiro expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SAADI)

Volviendo al tema de las aperturas, el infectólogo sostuvo: “Esto es lo que se hizo en todos los países. Así fue en Alemania, Israel, España, cuando los casos bajaron a este nivel. En países como Inglaterra hay una buena cantidad de casos por día ahora, pero impacta sobre todo en los que no se han vacunado”.

Entre los mayores de 18 años, la vacunación es casi del 85% con una dosis y del 60 con las dos. Esto indica que el universo que aún no se vacuna masivamente son los adolescentes y los niños.

“Todavía no está saldada la discusión de si es necesario vacunar a los pacientes pediátricos que no tengan factores de riesgo. De todas maneras, por ahora tenemos que completar la vacunación en los mayores de 18. No en todas las provincias la cobertura es igual. Es algo que hay que seguir trabajando”.

Al ser consultado sobre si estas aperturas no pueden ser también la puerta abierta a una tercera ola, el infectólogo respondió: “Hoy no estamos viendo una gran diseminación. Lo esperable sería que pueda haber una nueva ola, pero no de una gran magnitud”.

Y acerca del incremento de casos graves y fallecidos sostuvo que “lo que se ve ahora en las terapias es que casi no ingresan casos nuevos. Los que están son los que venían de hace varias semanas. Es decir que incluso en los casos nuevos que hay todos los días no se incrementan los graves”.