Legislatura: con un agregado sorpresivo pretenden que la Justicia porteña se expida sobre sentencias nacionales

El Ejecutivo porteño introdujo modificaciones a un proyecto de ley que permitirían que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) porteño tenga la atribución de expedirse sobre las sentencias de los juzgados nacionales ubicados en la Capital Federal.

El artículo mencionado establece que los recursos ordinarios de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad pueden proceder “contra las sentencias emanadas de los tribunales de la Ciudad de Buenos Aires o los integrantes de la Justicia nacional de la Capital Federal”.

Las legisladoras Claudia Neira y Lucía Cámpora explicaron a Télam que el bloque oficialista Vamos Juntos, introdujo de manera “irregular y sorpresiva” un agregado a un proyecto de ley que modifica el “régimen de audiencias administrativas y judiciales”. Esto generaría un “control político sobre determinadas causas” judiciales, como por ejemplo la del Correo.

“En un proyecto para institucionalizar las audiencias y las notificaciones virtuales, incorporaron de manera sorpresiva la posibilidad de que se recurra ante el Tribunal Superior de Justicia (de la CABA) por fallos de la Justicia nacional”, alertó Cámpora.

“Es meter por la ventana un tema que no tenía nada que ver con el proyecto que se estaba discutiendo y que, además, es una cuestión sumamente compleja, que ni siquiera corresponde a la Legislatura resolver por su cuenta”, explicó la legisladora.

En la reunión del viernes pasado, el diputado Gastón Blanchetiere (VJ) anunció que se iba a introducir un nuevo artículo para “otorgarle al Tribunal Superior de Justicia las competencias que le corresponden”.

“Intentan institucionalizar un mecanismo para que las causas terminen en los tribunales amigos del oficialismo de la Ciudad; sabemos cómo se compone el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, tiene hasta funcionarios del gobierno de Mauricio Macri”, denunció Cámpora.

Neira, en el mismo sentido, advirtió que Vamos Juntos cambió de manera “irregular” el debate sobre un tema complejo, que implica una discusión más amplia sobre la transferencia de competencias de la Justicia y sobre cómo avanzar hacia la autonomía de la Ciudad.

Al tener ya dictamen, el proyecto de ley impulsado por Vamos Juntos podría votarse el 30 de septiembre, en la próxima sesión de la Legislatura, donde el bloque oficialista que responde a Rodríguez Larreta, a partir del acompañamiento de bancadas aliadas, como UCR-Evolución, Partido Socialista y el GEN, tiene mayoría.

Sin embargo, para la diputada Neira, la acción del oficialismo es “para la tribuna” ya que, de prosperar, “traerá planteos de inconstitucionalidad” y generará conflictos entre jurisdicciones.

Esta discusión ya se está dando y tiene precedentes -agregó-, como el caso Levinas, que llegó a la Corte (Suprema de Justicia de la Nación) y tuvo un dictamen en contra del procurador General de la Nación, Eduardo Casal, muy contundente. Casal planteó que hay un proceso de transferencia de la Justicia nacional a la Ciudad de Buenos Aires que no ha culminado y que avanzar en que el Tribunal Superior de Justicia entienda en causas que provienen de tribunales nacionales debería surgir de una ley nacional”.