En la Ciudad, solo el 8% de los chicos que viven en instituciones logra ser adoptado por una familia

En la Ciudad de Buenos Aires hay más de 5.000 personas que quieren adoptar un niño. Sin embargo, solo el 8% de los chicos y chicas institucionalizados encuentran una familia. La pavorosa estadística consta en un pedido de informes presentado por el legislador Eugenio Casielles /Consenso Federal).

Casielles quiere que se revise paso a paso el sistema de adopción en la Ciudad para agilizar su proceso. En su pedido de informes señaló que “son notorias las deficiencias en el proceso de adopción, no sólo por la dificultad que conlleva adoptar en sí, sino por la dilatación de los tiempos y la falta de acompañamiento y orientación de las familias”.

“No puede ser que en Argentina sea imposible adoptar. Es necesario corroborar el funcionamiento del sistema, en sus distintas etapas, si queremos reducir la enorme cifra de niños, niñas y adolescentes que se encuentran en esta preocupante situación. Lamentablemente, desde el gobierno porteño hay muy poca predisposición para eso”, afirma.

Casielles dijo que intentó repetidas veces comunicarse con los organismos del Gobierno de la Ciudad, que interceden en el proceso de adopción, pero “directamente nos negaron la posibilidad de hablar. En particular con el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”.

Además, agregó que “del total de chicos que se encuentran en instituciones de cuidado, solo un 8% logra ser adoptado por una familia. Sin embargo, son más de 5 mil las personas que buscan adoptar. Como Estado hay que replantear el sistema, eliminar las trabas sin sentido y facilitar la adopción”.

A la vez, expresó que “todos conocemos a alguien que empezó el largo camino de adoptar un niño y desistió. No solo eso, sino que, en la Ciudad, al menos un 10% de quienes finalmente adoptan, dan marcha atrás”.

En esa línea, el legislador manifestó: «Tengo como objetivo avanzar con esta temática que raras veces es problematizada en la Legislatura. Esto se evidencia en el hecho de que no se haya presentado ningún proyecto de ley, aparte de una declaración, en los últimos dos años, a pesar de ser un problema que todo el mundo conoce».

Por esa razón, agregó que el pedido de informe busca “corroborar el funcionamiento del sistema en sus distintas etapas y que se presenta como una de las únicas iniciativas de esta índole e intenta darle centralidad a un tema normalmente ignorado».