La ex ESMA, candidata a convertirse en Patrimonio Mundial de la Unesco

La candidatura para que el Museo Sitio de Memoria ESMA, donde funcionó el centro clandestino de detención, tortura y exterminio emblemático del terrorismo de Estado, forme parte de la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco fue presentado ayer en un evento que reunirá a funcionarios y referentes de derechos humanos y políticos de Argentina y España.

El acto se realizó en simultáneo, en forma virtual, desde la exEsma, en Buenos Aires, y la Casa América, en Madrid, en la que fue presentada públicamente la postulación.

La directora Ejecutiva del Museo Sitio de Memoria ESMA, Alejandra Naftal, aseguró que “desde el año 2015” se trabaja en la presentación del ex centro clandestino de detención, tortura y exterminio, “para que integre la lista de Patrimonio Mundial de Unesco” y destacó que “es una manera de visibilizar” la cultura del “Nunca Más”.

“Estamos simbolizando en este espacio dos valores excepcionales universales, que para nuestro país son muy importantes, porque es una manera de visibilizar y legitimar este consenso social que hicimos los argentinos y las argentinas con respecto a una mirada y una cultura de Nunca Más”, subrayó.

La directora del Museo Sitio de Memoria ESMA explicó que en la Unesco “hay cientos de bienes culturales y naturales” que pertenecen a “espacios patrimoniales” y “representan una universalidad”, pero hay muy pocos lugares de Patrimonio Mundial de Unesco que representen “historias o conflictos traumáticos de una sociedad o de una cultura”.

Algunos casos que entran en esta última clasificación son Auschwitz, “que fue un campo de concentración que simboliza lo que fue el Holocausto”; o la cárcel de Robben Island, donde estuvo detenido Nelson Mandela y “simboliza la lucha contra el Apartheid”, ejemplificó.

En ese marco, agregó: “La isla de Gorée en Senegal que representa el lugar en donde salían los esclavos hacia América y ahí el Muelle de Valongo que es el lugar en donde llegaban estos esclavos y simboliza lo que fue toda la esclavitud en tantos siglos de nuestra humanidad”.

En línea con eso, el Museo Sitio de Memoria ESMA está instalado en lo que fue uno de los más de 600 lugares de represión ilegal que hubo durante la última dictadura cívico militar y desde el museo buscan que sea “el símbolo que representa a estos espacios en nuestro país y también en nuestra región”, explicó.