Empieza la Feria de Editores en el Parque de la Estación

Vuelve la Feria de Editores (FED) con una versión mixta. Se realizará de este viernes 1 de octubre al domingo 3 en el espacio porteño Parque de la Estación, en la esquina de las calles Perón y Gallo. Esta es la décima edición del evento que reunirá la producción de 200 sellos. Y por primera vez se dará el premio a la librería del año por 350.000 pesos

Habrá charlas de invitados nacionales y extranjeros como el chileno Alejandro Zambra, el francés Olivier Marchon, y los argentinos Mariana Enriquez, Leila Guerriero, Martín Kohan, Mercedes Halfon y María Pía López.

El regreso a la presencialidad luego del aislamiento al que obligó la pandemia otorgó la posibilidad del mano a mano entre lectores y representantes de las editoriales. “Se consolidó en los últimos años como bastión de la edición independiente, con una variada oferta de libros y una amplia variedad temática y de estilo”, dijo a la agencia Télam Francisco Garamona, de editorial Mansalva.

“Para cualquier editorial es muy importante tener la posibilidad de encontrarse con las y los lectores curiosos que están a la búsqueda de una próxima lectura”, opinó Víctor Malumian, uno de los organizadores del ciclo que se realiza bajo el lema “Si leés hay un libro para vos”.

El responsable de Ediciones Godot señaló además que en esta ocasión los asistentes “podrán llevarse un catálogo con más de 300 librerías de todo el país y los datos de las editoriales participantes”.

Los editores Mariano Blatt y Damián Ríos, de la editorial Blatt y Ríos, destacaron:  “La feria se consolida cada año más como una fecha donde las editoriales planean tener títulos fuertes para traccionar ventas, pero no solo eso, sino que además se ha instalado en el calendario editorial a nivel regional. Hay editores de otros países de habla hispana que viajan a Buenos Aires para participar”.

Para Marina Yuszczuk, de Rosa Iceberg, esta nueva edición de la FED significa “un momento de reencuentro”. “En el 2020 se hizo contra viento y marea una edición virtual y salió muy bien. Pero el verdadero espíritu de la feria está en el encuentro entre editores y lectores”.