Nuevos protocolos para cine y teatro: mantienen el barbijo

Las nuevas medidas tomadas por el Gobierno porteño marcaron el fin de las restricciones para las actividades de entretenimiento. Se trata de un nuevo protocolo para el desarrollo de actividades escénicas con público y para las salas cinematográficas. También, anunciaron que pondrán fin a las principales limitaciones en comercios, shoppings y actividades gastronómicas.

Como regla principal, el uso obligatorio de los elementos de protección para cubrir nariz, boca y mentón sigue vigente. Éste se deberá utilizar para ingresar a los lugares, para permanecer en locales comerciales con atención al público o en transportes, tanto públicos como privados.

Las personas deben tener a disposición alcohol en gel o sanitizante en todos los accesos a los establecimientos. Además, los ingresos y las filas de acceso deberán ser demarcados para poder cumplir con el distanciamiento de 1 metro entre los individuos.

Se sugiere que los ingresos o egresos se delimiten por grupos de ubicación. En los espacios con butacas se recomienda establecer horarios de ingreso para evitar el orden por llegada.

El aforo permitido será de un 100%, en relación a la capacidad máxima habilitada. El tope será de seis mil personas en todos los casos.

Además, para poder ingresar a los establecimientos, se deberá mostrar la declaración jurada de salud vigente tales como el formulario online, la aplicación CuidAR o algún sistema equivalente. Y, si la persona tiene una temperatura igual o superior a 37,5°C, se le denegará el acceso.

Para las entradas

La recomendación es que los tickets para el ingreso se adquieran con anticipación a la función a través de medios digitales o telefónicos. Además, se deberá cambiar la distribución de los programas en mano a formato digital para evitar la manipulación de papel.

Para las salas de proyección

El aforo será del 100% en relación a la capacidad máxima habilitada. El público no podrá ser superior a 500 personas en simultáneo por sala.

Además, es importante tener en cuenta el uso obligatorio del tapabocas, salvo en momentos donde se quiera ingerir una bebida o comida. También, se debe respetar el debido distanciamiento social al retirarse de las salas.

Se recomienda que la compra de entradas y de productos comestibles se haga a través de medios digitales para evitar la manipulación de papel y dinero. Se puede adquirir los boletos o hacer el pago online a través de páginas web, aplicaciones móviles, códigos QR y billeteras virtuales.