Parque de Agronomía: la Universidad de Buenos Aires enrejó caminos del tercer pulmón verde porteño

Por Valentina Herraz. Especial para Diario Z

Las autoridades de la Universidad de Buenos Aires enrejaron caminos internos del Parque Agronomía de modo de impedir el tránsito de los vecinos que habitualmente utilizan ese gran espacio verde, el tercer pulmón de la Ciudad por sus dimensiones y riqueza arbórea. El parque rodea las Facultades de Agronomía y la de Veterinaria y tiene entrada por la avenida San Martín 4453 y, del otro lado, por Avenida de los Constituyentes 3474.

El parque había reabierto después de un año y medio de permanecer cerrado con el pretexto de que la Universidad de Buenos Aires no podía hacerse cargo de los controles que exigía la pandemia. Cuando se habilitó el regreso a todos los espacios públicos y la pandemia dejó de funcionar como excusa, la UBA no modificó su actitud.

Con gazebos, actividades culturales, juntada de firmas, cartas al jefe de Gobierno y movilizaciones, los vecinos difundieron el problema hasta que el Gobierno de la Ciudad debió admitir que la zonificación parque del predio lo hace un espacio de libre acceso al público. El parque debía ser lo que fue siempre: un espacio colmado de grupos de amigos, familias de picnic, músicos de guitarra o percusión, ciclistas y corredores.

Recién a partir del 28 de agosto la UBA reabrió el parque pero advirtió que lo haría exclusivamente sábados y domingos de 7 a 20.30. Los reclamos de los vecinos de volver al régimen habitual fueron desoídos. Y ya hace un par de semanas los visitantes denunciaron que la UBA estaba bloqueando calles internas limitando los espacios para la libre circulación.

Este fin de semana, finalmente, el parque amaneció enrejado. Quienes se acercaban a disfrutar del día soleado se encontraron con que el lugar que utilizaron por décadas ya no era accesible. “Estos portones violan el estatuto del rectorado de la UBA y los códigos de Urbanización de la ciudad. Cuando una institución pública cree que es privada pasan estas cosas”, cuestionaron desde la agrupación de vecinos Agronodetodxs.

El cierre del Parque impacta en la comunidad que utiliza el espacio verde para realizar actividad física y recreativa, además de usarlo como vía de conexión entre los barrios aledaños de Agronomía, Villa del Parque, Devoto, Paternal, Parque Chas, Villa Pueyrredón y Villa Ortúzar.

Un poco de historia

El Parque Agronomía fue creado por decreto de Julio Argentino Roca en una zona de quintas y cultivos ante el crecimiento demográfico de la zona norte y oeste de la Ciudad, con los siguientes fundamentos: “Hace indispensable que los poderes públicos se preocupen de proveer a esa parte del vecindario de un parque amplio y cómodo, donde puedan los habitantes del municipio encontrar un desahogo, en condiciones que guarden armonía con los progresos del resto de la ciudad”.

Hacia 1900 el parque tenía 185 hectáreas de las cuales quedan alrededor de 60. Los terrenos fueron siendo cedidos para usos educativos y del sistema de salud de instituciones nacionales o municipales.

En 1963 el gobierno le cedió los títulos de propiedad a la Universidad de Buenos Aires pero manteniendo la tipificación parque, de uso público.

Durante la pandemia, la UBA puso en juego el título de propiedad para bloquear el acceso a la comunidad. Una actitud incomprensible en momentos en que se valorizó la importancia del espacio público para la salud física y mental de la población.

Los vecinos han anunciado que presentarán las miles de firmas contra el cierre que juntaron ante la Justicia.