Según la Umet, la inflación de septiembre llegó al 3% impulsada por alimentos y bebidas

Luego de dos meses en los que la inflación se ubicó por debajo de los tres puntos, en septiembre los precios volvieron a cobrar impulso y el IPC se ubicó en 3 por ciento. Son los datos que arrojó el relevamiento mensual que realiza Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana para la Educación (Umet).

De este modo, según los datos del IET, en los primeros nueve meses del 2021 la inflación acumula un 36,2%. “La interanual se alzó al 52,1, siendo el tercer mes consecutivo en torno a ese guarismo”, precisó el informe”

El trabajo señala que “si la inflación de los trabajadores continuara en el 3% mensual en lo que resta del año, en 2021 terminaría con una suba de precios del 48,8%”.

Respecto a los rubros que motorizaron el alza de precios, la inflación de septiembre estuvo empujada por alimentos y bebidas, que subieron 4,4% y explican el 47% de la suba de precios del mes. “Se destacaron subas en pan y cereales, verduras y frutas-señala el trabajo-. Como dato positivo, se destaca la moderada inflación de carnes (1,1%), rubro que pudo estabilizar sus precios en los últimos meses”.

Evolución interanual de la Inflación hasta septiembre del 2021, según la UMET.

Otros bienes y servicios subieron 3,8% en septiembre. Hubo “alzas en peluquería para hombres, jabones de tocador, cigarrillos y papel higiénico. Indumentaria y calzado y salud se encarecieron 3,7%. En este último caso, las subas estuvieron motorizadas por las prepagas que aumentaron un 9 por ciento”, destaca el informe.

Por debajo del nivel general se ubicó recreación y cultura, con una suba del 2,7% y picos del 12% en juguetes. Equipamiento y mantenimiento del hogar trepó 2,0%. “Se trata de un rubro que venía teniendo subas mayores a la media en el último año; la moderación de septiembre se explica en parte por los muebles, que sólo ascendieron 1,2%”.

Por último, vivienda creció 0,3% y comunicaciones 0,1%, prácticamente no tuvieron movimiento. En el caso de vivienda “se debe a la estabilidad en las tarifas de servicios públicos de electricidad, gas y agua; en tanto, en comunicaciones no hubo mayores variaciones ni en los servicios ni en los equipos de telefonía”.