Los médicos del Cesac 15 atienden en la calle porque en su edificio están amontonados y no hay ventilación

Por Franco Spinetta. Especial para Diario Z

Sin salida de emergencia, ni rampa de ingreso, con habitaciones sin ventilación y atendiendo pacientes en la calle. Así trabajan en el Centro de Salud y Acción Comunitaria (CESAC) Nº 15, ubicado en Humberto Primo 470, barrio de San Telmo.

El centenar de profesionales exige desde hace años el traslado al inmueble del ex Patronato de la Infancia (Padelai), donde proponen construir un nuevo centro de salud y una escuela para cubrir las necesidades de los vecinos. El proyecto, presentado por tercera vez desde 2017, está a punto de perder estado parlamentario.

“La pandemia nos reveló lo más trascendental: no tenemos circulación de aire, todas las habitaciones dan a un patio y no tienen ventanas. No hay forma de mantener distancia, por eso atendemos en la calle.”

dra. maria elena folini, jefa de servicio

“Nos parece increíble que no se piense en un edificio para dar las prestaciones en salud de una manera adecuada para la gente”, dice a Diario Z María Elena Folini, médica pediatra y jefa del servicio del CESAC.

La angustiante situación que atraviesan día a día los trabajadores de este establecimiento no es una novedad. Sin embargo, la pandemia expuso todas las carencias del edificio que los alberga: una casona de principios del siglo XX, con valor arquitectónico, pero poco funcional.

“La pandemia nos reveló lo más trascendental: no tenemos circulación de aire (todas las habitaciones dan a un patio y no tienen ventanas) y no hay forma de mantener distancia. Por eso estamos atendiendo en la calle”, revela Folini, quien trabaja en este CESAC desde su creación, en 1990.

Así es. Quienes caminen por las calles de San Telmo durante el día, se encontrarán sobre la calle Humberto Primo gazebos, sillas y profesionales enfundados en ambos que atienden a los pacientes en las angostas veredas, incluso cortando el tránsito.

La demanda, lejos de contraerse con la pandemia, se multiplicó. Sólo en el primer semestre, según datos del propio centro de salud, recibieron más de 30 mil consultas, donde además están vacunando contra el Covid. “Ante la dificultad para tramitar turnos, mucha más gente empezó a venir de manera directa”, advierte Folini.

La relocalización del centro de salud en el ex Padelai -un edificio hoy vacío- fue presentada en la Legislatura en tres oportunidades en la búsqueda de comprometer al gobierno de la Ciudad para que construya los establecimientos necesarios que garanticen el funcionamiento adecuado del centro de salud y la puesta en marcha de una nueva escuela infantil de gestión estatal. La iniciativa es impulsada por la Mesa Comunitaria de San Telmo y cuenta con el apoyo de los bloques opositores. Sin embargo, el oficialismo porteño no ha mostrado interés.

El candidato a legislador del Frente de Todos y médico generalista, Matías Gallastegui, remarca que el inmueble donde funciona el CESAC 15 cuenta con “espacios inaccesibles para personas con movilidad reducida, riesgos para una eventual evacuación del edificio, falta de espacio para desarrollar la atención, falta de ventilación y posibilidades de distanciamiento social: el ejemplo más claro y duro de esto es que tienen que atender en la vereda”. Para Gallastegui, el “abandono” del gobierno porteño se “traduce en la decadencia de la infraestructura sanitaria y equipos saturados de tareas”.

El CESAC 15 es crucial para el barrio, ya que es el único de la zona. La relación con los vecinos es muy estrecha. “Conocemos a nuestros pacientes desde hace años, muchos son migrantes. La gente concurre continuamente, estuvo abierto durante toda la pandemia, ayudamos a conseguir ropa y alimentos. Acá vienen a buscar remedios, métodos anticonceptivos, se atienden chicos y adultos, enfermedades crónicas”, detalla Folini.

“El compromiso del equipo es grande, intenso, por eso pedimos una vez más que avancen con la relocalización. El ex Padelai es un inmueble que no está en uso, el Ministerio de Salud lo sabe: sólo hace falta decisión política”, cierra.