El 90% de las quemaduras en la infancia suceden en casa: cómo evitarlas

El 26 de octubre es el Día Latinoamericano de Prevención de Quemaduras, una lesión que puede ser grave e incapacitante y que afecta a unas 200.000 personas por año, la mitad niños y niñas. Y el 90 por ciento de las quemaduras en la infancia suceden en el hogar.

En los más pequeños las quemaduras más frecuentes son producidas por superficies calientes –como plancha, hornos, ollas o asaderas-, líquidos hirvientes o choque eléctrico.

Ante una quemadura, lo que hay que hacer es aplicar solamente agua fría o hielo, proteger la zona con una gasa para evitar infecciones y consultar inmediatamente a un médico especialista en quemaduras.

Alberto Bolgiani, presidente de la Fundación Benaim, institución especializada en la prevención y tratamiento de las quemaduras, dice que “en esta época del año resulta imprescindible intensificar campañas de prevención de quemaduras: desafortunadamente a las causas comunes se agregan la mala exposición a los rayos solares y en poco tiempo, al llegar las fiestas, el mal uso de la pirotecnia“.

La Fundación Fortunato Benaim lleva el nombre de su fundador, considerado el padre de la medicina del quemado en toda América latina.

Qué hay que hacer


• No cocinar, beber o llevar bebidas o alimentos calientes mientras se tiene un niño en brazos.

•Mantener líquidos y alimentos calientes lejos de los bordes de mesas y mesadas

• No usar manteles que los niños pequeños puedan tironear.

• Controlar la temperatura del agua del baño antes de la inmersión y la temperatura de la comida antes de la ingesta.

• Bloquear el acceso a estufas o cocinas mientras están en uso.

• Mantener elementos que generan calor (planchas de la ropa o el pelo, por ejemplo), fósforos y encendedores fuera del alcance de los niños.

• Cubrir tomacorrientes y mantener cables fuera del alcance de los niños

• Jamás avivar el fuego con líquidos inflamables.

• No exponerse a los rayos solares entre las 12 y las 15 y utilizar siempre protección solar.

• Al usar pirotecnia: hacerlo en lugares despejados, nunca usar elementos de fabricación casera o comprados en negocios no autorizados, no apuntar en dirección hacia otra persona, nunca usar más de un producto a vez.