Covid: crece el contagio entre chicos y adolescentes “porque hacen muchas actividades, toman menos recaudos y no están vacunados”

Por Franco Spinetta. Diario Z

A pesar del avance de la vacunación general de adultos y de la drástica caída de contagios, el Covid-19 permanece circulando entre la población. Los casos comenzaro a subir lentamente en una docena de provincias, y también en la Ciudad de Buenos Aires.

Uno de los datos más destacados es el aumento de proporción de niños y adolescentes contagiados. Según el Ministerio de Salud de la Nación, el 25% de las notificaciones de coronavirus en las últimas semanas es de personas menores de 18 años. Significa el doble de los casos respecto de los que había antes de que comenzara fuerte la vacunación en población adulta.

Analía De Cristófano, jefa del Servicio de Infectología Pediátrica del Hospital Italiano, destaca la importancia de vacunar a niños y adolescentes para su protección personal pero también por cuidado de los demás, en especial de los adultos vulnerables frente al virus.

A pesar de este incremento de los contagios entre menores, De Cristófano desmiente que haya mayores reportes del “síndrome inflamatorio” (fiebre, conjuntivitis, erupciones, inflamaciones en la boca, manos o pies, hipotensión y otros cuadros como problemas gastrointestinales). “De hecho el año pasado hubo más casos de este tipo”, revela.

¿Cuánto impacta que se haya empezado la vacunación en menores?

Va a ayudar a bajar la circulación, aumentando el porcentaje de vacunados. Además, analizando la situación epidemiológica, si llegaran nuevas variantes, los pacientes pediátricos podrían ser el foco porque aún no están vacunados. Desde ahí se podría trasladar a los adultos. El último reporte de niños es hasta agosto, y marca una alta circulación en niños, lo cual es lógico porque siguen haciendo muchas actividades, toman menos recaudos preventivos y no están vacunados. Habitualmente los contagiados menores eran el 10 o 12 por ciento, hoy es el 25 por ciento. Sobre todo, porque la estadística toma hasta los 18 años, con lo cual contempla a adolescentes que salen al boliche, donde se dan todas las condiciones para el contagio.

¿Es importante seguir cuidándose?

Sí, es fundamental. No dejamos de decirlo, a pesar de que la gente parece olvidarse. Se pueden hacer todas las actividades, juntarse, salir a comer. Podemos continuar con nuestra vida, pero debemos seguir respetando las medidas de prevención: uso de tapaboca o barbijo, sobre todo si estamos a menos de dos metros de otra persona y en ambientes cerrados; ventilar los ambientes; estar preferentemente al aire libre, aprovechando que hace calor, porque al estar al aire libre uno puede relajarse un poco más. Esas son cuestiones esenciales. También la higiene de manos es importante.

¿Era esperable este aumento de casos que se registra en las últimas semanas? ¿A qué se debe?

El aumento está relacionado con que la gente dejó de cuidarse. Muchos piensan que ya está, que esto ya pasó. Sin embargo, no es así. Para que la población esté lo más protegida posible, tenés el porcentaje de protección de la vacuna (que no es el 100%) y la cantidad de gente vacunada, que no es tan elevada porque falta vacunar a los menores. Entonces, tenemos un porcentaje de gente que no está protegida contra la infección, aunque sí de padecer casos graves. Pensando en la transmisión, teniendo en cuenta que todavía no está toda la población vacunada, el virus va a seguir circulando. Bajaron un montón los casos, pero si empezamos a juntarnos todos en restaurantes a puertas cerradas, todos sin barbijo… si hay uno con Covid, es probable que contagie a varios. También hay juntadas en casas, sin ninguna medida de protección. Entonces, sí, es esperable que haya un aumento de casos. Encima, en el mundo se están viendo aumentos generales de casos, por variantes específicas.

¿Estamos frente al surgimiento de la tercera ola?

Sí, puede ser. La llamemos “ola” o no, es un aumento de casos, como queramos decirlo. No sabemos si será tan importante como las anteriores, es difícil de predecir. Y creo que puede haber nuevas restricciones en un futuro, seguro, porque necesitamos que nos digan qué hacer. Lo estamos viendo: liberaron un poco y todo el mundo hace cosas que no corresponden.