Profesorados: movilización docente porque intentan desalentar la matrícula en los Institutos de Formación para privilegiar la UniCaba

Por Demián Verduga. Redacción Z

El conflicto del Gobierno de la Ciudad con los 29 Institutos de Formación Docente (IDEF) suma nuevos capítulos. Ahora se agregó la posibilidad de que la inscripción, que hasta aquí manejaba cada institución, sea controlada por el Ministerio de Educación. La intención fue comunicada en reuniones entre las autoridades del ministerio que dirige Soledad Acuña y los institutos. Todavía no se formalizó.

Este jueves y viernes, UTE y Ademys convocan a una serie de medidas de fuerza con demandas que incluyen la defensa de los profesorados.

Los docentes afirman que el gobierno porteño se propone disuadir a los estudiantes de inscribirse en los profesorados. Pretenden que ese flujo se vuelque a la Universidad de la Ciudad (Unicaba), creada por Horacio Rodríguez Larreta.

La Unicaba se creó por ley en noviembre de 2018. Desde un inicio los docentes sostuvieron que se la impulsaba para debilitar a los 29 institutos de formación docente.

Hay un punto clave: los institutos tienen ciertos niveles de autonomía, sin llegar al nivel de las universidades nacionales. Principalmente, las autoridades son votadas por los docentes y los graduados. En la UniCaba, en cambio, el rector es nombrado por el jefe de Gobierno porteño.

Durante el 2019, el Gobierno de la Ciudad avanzó con el nombramiento de autoridades. Al año siguiente llegó la pandemia y le puso una pausa al proceso, aunque no del todo.          

Apuntando al vaciamiento

Mariano Romano es docente del Instituto Superior de Profesorado Joaquín V González. La semana pasada fue elegido consejero por el claustro de graduados. “Desde que se creó la Unicaba intentan empujar la disminución de la matrícula en los institutos -le explicó Romano a Diario Z-. Este año se prohibió que los aspirantes se inscriban en el segundo cuatrimestre, a menos que hubiera un piso de demanda muy alto. Y ya se informó desde la Unidad de Coordinación de Formación Docente, que es el área del gobierno porteño que coordina todo esto, que a partir del año que viene se suspende por completo esa  posibilidad”.

“La Unicaba se montó para competir con los institutos de formación docente. Todas las acciones de Larreta apuntan a que se reduzca la matrícula para vaciarlos.”

Mariano Romano, docente del profesorado del Joaquín V González.

Hasta ahora, quienes quieren anotarse en alguno de los 29 institutos pueden hacerlo entre septiembre y octubre del año anterior. Luego, para los que por algún motivo hubieran quedado rezagados, estaba la posibilidad de anotarse en la segunda mitad del año para ciertas materias. “Es sobre todo para los de formación inicial y con algunas materias que duraban solo un cuatrimestre. Era una forma de que no se perdiera todo el año. Se hace (o hacía) en el Mariano Acosta y el Normal 1, por ejemplo”, explicó Romano.   

“El gobierno también pretende recortar los plazos de inscripción -agregó-. Todavía no está la resolución formal, pero sí la idea de que no dure hasta febrero”.

Otra traba es la implementación de un curso de ingreso único para todos los IDEF, determinado por el Ministerio que encabeza Soledad Acuña.  

“Lo que plantea la Ciudad es armar un solo curso de ingreso, que dure todo marzo. Hoy los profesorados organizan sus propios cursos de ingreso, con rasgos comunes, pero también específicos según cada carrera”, explicó Romano. “Lo que vemos detrás de esto es la decisión de quitarles más potestades a los institutos”, remarcó.

La autonomía formal de los IDEF “está en el centro de la discusión. El gran conflicto con la Unicaba es que habilitó mayores intervenciones del gobierno porteño”, explica Romano.

En la Unicaba, la carrera para ser maestro de primario dura cuatro años, mientras en los institutos se extiende a cinco.

Romano señaló que los IDEF no tienen “la misma autonomía que las universidades”. “Dependemos del ministerio en muchas cuestiones porque el nivel superior así está definido en todas las normativas. Pero debería haber autonomía para el curso de ingreso”.

La acción política de la administración de Rodríguez Larreta se ve con claridad cuando se suman las acciones. Se puede agregar que la carrera de formación para maestro primario, por ejemplo, en la Unicaba dura cuatro años mientras que en los institutos se extiende por cinco”.           

Desde que se creó por ley en 2018, los docentes advierten que la Unicaba fue creada para reemplazar a los profesorados.

“Si se van sumando las decisiones y queda claro el objetivo” dijo Romano. Y haciendo un repaso enumeró: “Los estudiantes no podrán inscribirse en febrero, tampoco en el segundo cuatrimestre, tienen que hacer el curso de ingreso de un mes y medio, hay un recorte presupuestario y la publicidad oficial está toda dedicada a la Unicaba. Armaron una carrera más corta”.

“El tema es que esta universidad se planteó como algo experimental pero en rigor compite con los profesorados. Parecen medidas aisladas, pero no lo son. Apuntan a vaciar la matrícula”.

El consejero del Joaquín V González dijo que el año pasado, en plena pandemia, “no hubo ninguna política para los estudiantes de los institutos. Ninguna. Y así se registraron varios que no pudieron seguir la cursada”.

Sobre la inscripción online unificada, Romano sostuvo que “ahora hay una preinscripción que funciona de modo centralizado por el Gobierno de la Ciudad. Y luego cada aspirante se inscribe en un profesorado y eso por ahora no es online, pero avanza en el mismo sentido”.

Medidas de fuerza

Este jueves 28 de octubre UTE Ctera y Ademys se movilizarán a la Legislatura porteña. Piden la titularización de los profesores, especialmente del nivel medio. Y al día siguiente, hará otra movilización en defensa de los profesorados.

“No se están haciendo regularmente los concursos para titularizar a los profesores”, le dijo Jorge Adaro, secretario General de Ademys, a Diario Z. “El Ministerio de Educación porteño no garantiza lo que indica el estatuto y es que todos los años debería haber concursos. Planteamos una titularización masiva de todos los que están con cargos interinos”.

Sobre los IDEF, Adaro coincidió con Romano: “Apuntan a la complejización de la inscripción y que eso vaya reduciendo la matrícula de los estudiantes. La estrategia es clara y es lo vino a buscar liquidar el gobierno porteño con la Unicaba”.