La Justicia declaró ilegal la construcción de “Palmera Cañitas”, dos megatorres en la avenida Luis María Campos

La Justicia porteña ordenó detener la construcción de dos torres de más de treinta pisos, tres subsuelos y 270 unidades funcionales que el Grupo Portland proyectaba en Las Cañitas, barrio de Palermo.

La jueza de primera instancia Elena Liberatori declaró la nulidad del permiso de obra otorgado por el Gobierno de la Ciudad en el año 2017. LIberatori subrayó se “autorizó una construcción en exceso de los límites previstos por el Código de Planeamiento Urbano (CPU)” sin pasar por la Legislatura. El proyecto se ubicaba en el predio de Avenida Luis María Campos entre las alturas 102 y 124.

“Surge del informe pericial que la autorización de ese proyecto, implica, entre otras irregularidades, la construcción de un edificio que no respeta las alturas, con metros cuadrados computables para Factor de Ocupación de Terreno muy superiores a los permitidos en el CPU”, señaló Liberatori en su fallo.

El proyecto de Portland, llamado “Palmera Cañitas”, incluye dos torres, una de 31 y otra de 34 pisos — triplica lo establecido por el CPU vigente al momento del permiso –, con una capacidad constructiva de 47.376 metros cuadrados y tres subsuelos con 265 cocheras.

El Grupo Portland ya había recibido un revés judicial el año pasado, cuando la Justicia frenó el proyecto “Ciudad Palmera”, una megaobra de diez edificios que pretendía construir en Caballito en conjunto con el Grupo IRSA.  

El fallo de la titular del juzgado Contencioso, Administrativo y Tributario N°4 llegó tras un amparo presentado por el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria (CLIC) y La Defensoría de Laburantes.

La presentación se realizó hace tres años y en 2020 la jueza designó a una perito arquitecta, Nidia Agueda Bellene, para analizar el permiso de obra del proyecto ubicado en el predio de Avenida Luis María Campos entre las alturas 102 y 124. En abril de este año, Liberatori ya había frenado las obras cautelarmente hasta resolver la cuestión de fondo, que ahora dejó saldada.

El Grupo Portland había intentado en otra causa judicial, de forma novedosa, conseguir que la justicia establezca su inmunidad preventiva contra sentencias judiciales en contra, pero no tuvo los resultados esperados (Expte “Portland Administradora Fiduciaria S. A. Contra G.C.B.A. Sobre Amparo- Otros” (EXP 21849/2018-0).

Del dictamen de la arquitecta perito surge que el proyecto aprobado por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta es contrario en muchos aspectos a los parámetros claramente establecidos en el Código de Planeamiento Urbano. Se verificaron excesos reglamentarios e incursiones en materia legislativa propia de la Legislatura.

“La Constitución establece que es la Legislatura la que define la planificación de forma participativa. El jefe de Gobierno o sus funcionarios no tienen ninguna competencia o facultad para otorgar privilegios urbanísticos. El caso de Palmeras Cañitas es el paradigma de este manejo arbitrario de la planificación de la ciudad”, indicó a este diario Jonatan Baldiviezo, titular del ODC, quien remarcó que, en total, “la Justicia detectó alrededor de 15 incumplimientos al CPU“.