Baldíos privados será usados como plazas y los dueños no pagarán ABL ni Impuesto inmobiliario

Por Demián Verduga. Diario Z

La Legislatura porteña aprobó la refuncionalización temporaria y voluntaria de terrenos baldíos de propiedad privada en espacios recreativos de libre acceso. Es para que sean de uso público y para el “disfrute general de toda la ciudadanía”.

La iniciativa fue impulsada por Marcelo Guouman (UCR-Evolución) junto a otros legisladores de la misma fuerza. Contó con el apoyo de los bloques de Vamos Juntos y el Partido Socialista. Fue rechazada por Autodeterminación y Libertad y el FIT. Se abstuvo el Frente de Todos. Hubo 36 votos a favor, 4 en contra y 14 abstenciones.

Los predios serán reconvertidos en plazas por el plazo mínimo de diez años. Este lapso podría extenderse si el Gobierno de la Ciudad y el propietario del terreno llegan a un acuerdo. Todas las mejoras introducidas en el predio serán realizadas en el entendimiento de que tras la finalización del contrato serán retiradas las que sean pasibles de ser removidas, quedando el resto en beneficio de la propiedad, sin lugar a reembolso alguno.

Como contraprestación, el gobierno eximirá a los propietarios del pago de ABL y del Impuesto Inmobiliario al inmueble al afectado, mientras se mantenga su afiliación al programa.

También se otorgarán planes especiales de pago o condonación de deuda hasta un máximo del 50% del monto. Esto incluirá los intereses de las eventuales deudas que los propietarios de los terrenos, que se sumen al programa, pudieran mantener al momento de la incorporación.

Matías Barroetaveña, legislador del FdT, le explicó a Diario Z el motivo de la abstención del bloque. “Creemos que es una política que puede ser buena, si está bien utilizada. La propuesta tiene muchas ambigüedades. Habla de uso saludable, que no está mal, y deja la puerta abierta para otras posibilidades que no sean plazas. No está garantizado que sean espacios públicos, es decir, de acceso para todos”.

“Por otro lado -agregó el legislador-, hay un gran problema con la falta de viviendas en la Ciudad. Hay muchos terrenos ociosos que podrían usarse para otros proyectos.”.

Según los datos del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, hay 2.800 lotes ociosos que podrían ser incorporados como espacios públicos de esparcimiento. Villa Urquiza, con 219, es el barrio con la mayor cantidad de baldíos, seguido por Palermo, con 144, Caballito, con 99, y Flores, con 87.