Cierra después de 60 años la Librería de las Luces

Durante seis décadas fue cita infaltable para los buscadores de viejos tesoros. En la Librería de las Luces se podrían encontrar desde los libros del Centro Editor de América Latina que se salvaron del fuego castrense durante la dictadura hasta los Sandokan de Emilio Salgari de la Colección Robin Hood.

A fines de noviembre, la Librería de las Luces de Avenida de Mayo al 900 cerrará definitivamente el enorme local. Hasta entonces, liquida a precio de saldo hasta el último libro que guardaba en los anaqueles y el sótano. Dos libros por 100 pesos.

Después de atravesar la caída de ventas que comenzó en 2016, y de sufrir los embates de una pandemia que agudizó la crisis, el dueño, José Roza, decidió el desarme de la librería que fundó su padre antes de que llegara al colapso.

La zona céntrica en donde está la librería fue muy golpeada durante la pandemia, cuando el centro se convirtió en un desierto. Con las oficinas cerradas, la gente trabajando desde sus casas, sin turistas, el lugar se volvió durante meses tierra de nadie.   

Luego de once meses de liquidación, solo restan pocos días para terminar de vaciar los anaqueles y despedir a uno de los más tradicionales reservorios de libros descatalogados a precios al alcance de todos.

“Estamos en esa tarea: desmontar la librería que fue construida y se mantuvo erguida por sesenta años, en los que fue testigo de la historia que pasó por esta calle que une dos islas de la democracia: el Congreso y la Casa Rosada.” agrega José (Pepe) Roza.