Santoro y Montenegro pidieron que se investigue si hay una asociación ilícita entre policías y funcionarios

Los legisladores porteños del Frente de Todos Leandro Santoro y Victoria Montenegro presentaron una denuncia por asociación ilícita contra agentes de la Policía de la Ciudad y funcionarios porteños. El escrito se presentó en los tribunales federales de Comodoro Py. La base de la presentación fue una nota publicada en el diario Clarín del periodista Nahuel Gallota.

El trasfondo de la denuncia son los testimonios que comienzan a tomar estado público luego del asesinato del adolescente Lucas González, de 17 años, a quien le dispararon policías de civil la semana pasada, en barrio de Barracas, cuando circulaba en auto luego de haber salido de jugar al fútbol con un grupo de amigos.

Uno de los textuales del artículo transcripto en la denuncia es el testimonio de un ex policía, actualmente detenido.  “La Brigada se encarga de juntar plata de cualquier manera. Se extorsiona a comerciantes, manteros, prostitutas, vendedores de drogas y sus clientes. A nivel investigación solo se trabaja en casos de inseguridad muy mediáticos”, sostiene la cita.

Otro testimonio incluido en la denuncia, en este caso de un ex agente que perteneció a las brigadas, destaca: “Los robás. Les sacás la droga y los dejas ir. Podés hacer una buena plata. Porque si no tienen nada les plantás droga o un arma. Es lo que más deja. Nadie quiere ir preso”.

Sobre esto se agregan testimonios de vecinos del barrio: “Las brigadas de la Policía de la Ciudad aprietan hasta a los comerciantes y feriantes. Siempre andan en autos sin patentes y te apuntan antes de indentificarse”.

La denuncia presentada por Santoro y Montenegro sostiene que se está “ante graves hechos delictivos protagonizados por agentes de la Policía de la Ciudad, con posible connivencia de funcionarios públicos”.

El escrito sostiene que de los testimonios surgen “graves acciones delictivas en el seno de la fuerza de seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Y que “podrían estar involucrados no solo funcionarios policiales sino también funcionarios públicos, jerárquicamente superiores”.

Según el escrito, los delitos imputables son asociación ilicitica, extorsión y cohecho, entre otros. “Resulta evidente que estamos en presencia de graves delitos cometidos por funcionarios policiales y con posible connivencia de funcionarios públicos”, añade el escrito.

Luego de presentar la denuncia en los tribunales federales, Santoro, acompañado por Montenegro, habló con la prensa. “Sin generalizar ni hacer uso político, el gobierno porteño tiene que resolver estas cosas y responder al pueblo de la Ciudad”.

“No estamos politizando la causa. Hemos venido a denunciar los acontecimientos”, remarcó el diputado nacional electo y agregó: “Es muy difícil imaginar que funcionen brigadas de civil y que lo sepan periodistas y no lo sepan autoridades políticas o policiales. Nosotros no hacemos ‘caranchismo’. Y no vamos a imputar particularmente a nadie porque eso le corresponde a la Justicia”.

“La que tiene que resolver esto es la Justicia y lo que nosotros le pedimos a la Justicia es que les diga a los vecinos porteños qué es lo que está pasando con la Policía de la Ciudad”, agregó Santoro.    

Y en el mismo sentido, aclaró: “Nosotros estamos denunciando un hecho y no una persona, ni al jefe de policía ni al ministro de Seguridad”.