Por la variante Ómicron, quienes lleguen desde África deberán realizar aislamiento obligatorio

El gobierno nacional dispuso que todas las personas que ingresen al país procedentes de África o que hayan estado en el continente africano en los últimos 14 días previos a su llegada a la Argentina deberán realizar un aislamiento obligatorio en razón de las advertencias realizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la nueva variante Ómicron, detectada originalmente en Sudáfrica.

A través de la Decisión Administrativa 1163/2021 de la Jefatura de Gabinete publicada este lunes en el Boletín Oficial, el Ejecutivo estableció además una serie de requisitos obligatorios para las personas que ingresen al país desde África, como tener las dos vacunas aplicadas (esquema de vacunación completo) 14 días antes de su arribo y exhibir un PCR con resultado negativo realizado en país de origen 72 horas antes de la llegada.

En el momento del ingreso, quienes provengan de esos destinos tendrán que hacerse un test de antígeno, mientras que a los extranjeros no residentes en el país se les exigirá “un seguro de salud Covid-19, con cobertura de servicios de internación“.

El crucero de Cabo Verde

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, negó que haya sido admitido por error el ingreso de un crucero proveniente de Cabo Verde y consignó que, por el contrario, “el buque dio aviso de un caso positivo“, se diagramó un operativo en el que “se realizaron más de 300 PCR en 24 horas” con resultados negativos, incluso el del pasajero consignado, que “continúa aislado junto a sus contactos estrechos”.

La información difundida sobre el crucero ‘Hamburg’ es falsa. El buque dio aviso de un caso positivo, se programó un operativo y se realizaron más de 300 PCR en 24 horas. Todas fueron negativas incluyendo la del caso, quien continúa aislado junto a sus contactos estrechos”, afirmó esta tarde la funcionaria en una serie de mensajes que publicó en la red social Twitter.

Vizzotti lamentó que desde el portal de noticias en que se difundió la información nadie hubiese consultado al Ministerio de Salud para evitar la difusión de “información incorrecta”.

“Nadie nos consultó antes de la publicación de la nota, lo cual hubiese evitado que se difundiera información incorrecta. No nos vamos a cansar de recomendar que chequeen con fuentes oficiales y confiables, y de esta forma aportar calma en esta situación tan particular”, aseveró Vizzotti.