Convocan a una protesta contra el parque lineal en Honorio Pueyrredón: “Es un gran negociado”

Por Franco Spinetta. Diario Z

Vecinos del barrio de Caballito convocaron a una protesta en rechazo al plan del gobierno porteño para que la mitad de los carriles de la avenida Honorio Pueyrredón se transformen en un parque lineal, con la intención de sumar una hectárea de espacio verde al distrito que registra un déficit en la materia.

La manifestación se realizará este miércoles 1 de diciembre a partir de las 19 en la zona del Cid Campeador, donde confluyen las avenidas San Martín, Gaona y Honorio Pueyrredón, informaron los organizadores de la actividad.

“El gobierno tomó el reclamo histórico de más espacios verdes públicos, pero lo está transformando en otro gran negociado con la obra pública”, dijo Mario Oybin, referente de SOS Caballito, una organización que logró frenar la construcción de un shopping de IRSA en tierras ferroviarias linderas al estadio del club Ferro.

Justamente, los vecinos convocaron a movilizarse bajo el lema “No destruyan Honorio Pueyrredón. Queremos el parque en la playa ferroviaria”, en relación a un proyecto elaborado con participación de diversas organizaciones para la creación de un espacio verde en las tierras ferroviarias de la zona a partir de una rezonificación del predio como Urbanización Parque.

En cambio, el Ejecutivo quiere avanzar con una obra anunciada a mediados de septiembre -presupuestada en alrededor de 500 millones de pesos- para crear un parque lineal por ocho cuadras de la avenida de Caballito, entre las plazas 24 de Septiembre y Giordano Bruno. El corredor abarcaría unos 15 mil m2 y tomará la mitad de los carriles actuales con los que cuenta la avenida para desplegar allí las áreas verdes, que sumarán una hectárea, y un espacio peatonal que funcionará como una calle de convivencia de 3,5 metros de ancho.

Caos de tránsito

En el texto de la convocatoria se advierte que al eliminar la mano que va de norte a sur sobre Honorio, el tránsito sería desviado hacia las “ya saturadas” calles Rojas, Hidalgo y la avenida Acoyte. “Caos de tránsito, contaminación acústica y mayor polución son sólo algunas consecuencias”, señala.

Además, los vecinos aclaran que si bien el parque lineal se extendería por ocho cuadras, se sumaría “menos de una manzana de espacios verdes, los cuales a su vez serían mayormente canteros y macetones con suelo de baldosas”.

El proyecto alternativo

Luego de varios intentos en vano, la empresa IRSA –la misma que está a punto de recibir el visto bueno para avanzar en un barrio de lujo en Costanera Sur– desistió de construir en el Playón Ferroviario de Caballito un megashopping, un proyecto que despertó la reacción de los vecinos de la zona.

Son 15 hectáreas vacantes, donde diversas organizaciones plantean la necesidad de crear un “gran parque público con suelo absorbente, árboles, juegos infantiles, espacios culturales y que preserve el patrimonio ferroviario”.

De hecho, la convocatoria advierte que el parque lineal “no contó con ninguna instancia de participación ciudadana, al punto tal de que reconocen que los vecinos sólo podrán participar al momento de elegir el nombre del ‘parque’ una vez que esté finalizado el engendro urbanístico”.