Legislatura: quieren votar hoy el paquetazo de Larreta, que incluye la venta de Costa Salguero, las torres, el blanqueo para las constructoras y el barrio de IRSA

Por Franco Spinetta. Diario Z

Luego de las elecciones legislativas, el Gobierno de la Ciudad apuró el trámite de varios proyectos que estaban retenidos por el ritmo de la campaña. Antes del recambio de legisladores del 10 de diciembre -cuando el oficialismo perderá seis bancas-, el bloque de Vamos Juntos y aliados planea avanzar en iniciativas inmobiliarias de alto calibre, que son rechazadas por numerosas organizaciones barriales.

Para la sesión de este jueves 2 de diciembre está previsto el tratamiento preferencial de la venta de terrenos en Costa Salguero -donde se construirán torres de hasta 10 pisos-, el convenio urbanístico con IRSA para habilitar la urbanización un predio de 72 hectáreas en Costanera Sur, la aprobación de otros 11 convenios urbanísticos para autorizar torres en diversos barrios y un blanqueo monumental que favorece a las constructoras, que podrán registrar hasta 5 mil m2 extra.

En la que sería la última sesión de la actual conformación de la Legislatura, el 9 de diciembre, el oficialismo planea mantener la tensión política al máximo: se votará a la nueva titular de la Defensoría del Pueblo (la legisladora María Rosa Muiños) y se debatirá el Presupuesto 2022.

En el medio, en una sesión especial convocada para el lunes 6 el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, brindará su informe semestral. También deberán jurar los diputados electos, en otra sesión especial convocada para el 7 de diciembre.

Jueves 2, a todo vapor

Luego de un acalorado debate en la Comisión de Planeamiento, que terminó con acusaciones cruzadas y un planteo de nulidad por parte de la oposición, el oficialismo porteño logró avanzar con el dictamen de una serie de proyectos que habilita la construcción de más de un millón de m2 nuevos en la Ciudad, en especial con vista al Río de la Plata. 

Las iniciativas son resistidas por la oposición, tanto del Frente de Todos como del Frente de Izquierda, que acompañaron a las organizaciones barriales en sus pedidos para dar de baja los proyectos y avanzar con el emplazamiento de espacios verdes, tanto en Costa Salguero como en la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors (Costanera Sur), lugar elegido por IRSA para construir un barrio de lujo con torres de hasta 117 metros de altura. Desde distintos espacios se convocó justamente a una movilización para mañana hasta las puertas de la Legislatura.

El reintento de aprobar la venta de Costa Salguero está acompañado por el permiso para la construcción de edificios privados de hasta 10 pisos. El proyecto fue ampliamente rechazado en una histórica audiencia pública, que contó con más de 8 mil inscriptos, donde el 98% se pronunció en contra. Además, todavía está pendiente una resolución del Tribunal Superior de Justicia, que debe expedirse sobre la viabilidad ambiental del emprendimiento.

En el caso de Costanera Sur, la constructora IRSA contempla la edificación de 17 torres de hasta 45 pisos y más de 100 metros de altura. La iniciativa también fue criticada por el impacto ambiental, debido a su cercanía con la Reserva Ecológica, y por abonar a la especulación inmobiliaria con la construcción de departamentos que, según se calcula, rondarán los 10 mil dólares el m2.

Los carteles colgados por el FdT en los balcones de la Legislatura. «Vende – Zona Pro – Larreta remata la Ciudad», indica la leyenda

En cuanto al llamado “régimen especial de regularización de construcciones y obras”, se trata de una norma que legalizará obras cuya superficie construida excede el Código en hasta 5.000 m2. Esto significa que megatorres o grandes obras podrán ser llevadas a cabo en absoluta contravención al Código de Edificación y Código Urbanístico, que rigen la construcción en el ejido urbano.

En paralelo, el gobierno planea avanzar, a través de 11 convenios urbanísticos, con la autorización para que se construyan torres en distintos puntos de la Ciudad, donde hoy la normativa lo prohíbe. A cambio de flexibilizar la norma, el gobierno embolsará 30 millones de dólares, gracias a un mecanismo que es cuestionado por las organizaciones vecinales.

Jueves 9, al límite del recambio

Para la última sesión ordinaria de la Legislatura con su actual conformación, el foco está puesto en el debate del paquete de leyes económicas, que incluye el Presupuesto, la pauta tarifaria y el programa fiscal.

Puntualmente, el Presupuesto de gastos para el 2022 se estima en $964.388 millones y contiene las principales variables macroeconómicas se ajustan a las estimaciones fijadas por el Gobierno nacional: crecimiento del Producto Bruto Geográfico del 4%, una tasa de inflación en el orden del 33% y un dólar a $ 131,1 hacia fin de año. En la discusión previa en la Comisión de Presupuesto, diputados del arco opositor denunciaron “recortes” en las partidas destinadas a áreas sociales, como salud y educación.

Por último, ese mismo día, se espera la realización de una sesión especial, que podría ser a continuación de la ordinaria, para votar la designación en el máximo cargo de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad a María Rosa Muiños. Muiños recibió el respaldo de organizaciones barriales, sociales y de derechos humanos para ocupar el lugar que dejó vacante desde julio pasado Alejandro Amor, cuando renunció para encabezar la lista de candidatos a legisladores porteños por el Frente de Todos.