Trabajadores de los hospitales marchan contra los despidos y la persecución sindical

La Agrupación de Trabajadores de los Hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), convocó a un paro y movilización para este jueves a la sede de la Legislatura porteña, en rechazo a «los despidos y persecuciones sindicales», por la reapertura de paritarias y el pase a planta permanente de trabajadores contratados.

Así lo conformaron a Télam voceros de ATE-Capital Federal. La protesta partirá a las 11, desde la sede del Hospital Durand -Díaz Vélez 5044- y llegará después de las 14 a la sede de la Legislatura y, luego, al Ministerio de Hacienda de la ciudad.

Gastón Kalniker, delegado gremial por ATE en el Hospital Durand, indicó que lo que exigen es «que dejen de despedir compañeros y su inmediata reincorporación; el cese la persecución gremial de los funcionarios del gobierno porteño contra los trabajadores y las trabajadores; la reapertura de las paritarias y el pase a planta permanente de trabajadores contratados».

La movilización de los estatales porteños se realizará en el marco de un paro general por 24 horas, votado por unanimidad en un plenario general de delegados sindicales, desarrollado durante el fin de semana.

A mediados de mes, en una conferencia de prensa, la Agrupación de Trabajadores de los Hospitales de la Ciudad de Buenos Aires de ATE, repudió el despido del delegado general en el Hospital Durán, Héctor Ortiz.

«Las y los trabajadores de la salud queremos denunciar al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) por las maniobras donde declaran cesante al compañero Héctor Ortiz, quien en su lucha expuesto durante los inicios de la pandemia los dramas de los trabajadores de la salud», indicaron a Télam, voceros del sector.

Explicaron que Ortiz «fue castigado de esta forma por denunciar los problemas de los trabajadores en los hospitales porteños, la falta de vacunas para quienes estuvieron en la primera línea en la lucha contra el Covid-19, la falta de insumos y elementos de protección personal, las faltas graves en la infraestructura hospitalaria, la falta de personal y los más de 3.000 despidos que está preparando el gobierno para fin de año».