Escritores y artistas rechazan el fuerte recorre que pretenden aplicarles a los premios municipales

Por Franco Spinetta. Diario Z

Una ley para modificar el régimen de asignación de los premios municipales despertó un fuerte rechazo en la comunidad artística porteña. La Unión de Escritoras y Escritores, junto con otras asociaciones del sector artístico como la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), Argentores, Asociación Argentina de Actores, Artistas Premiados Argentinos, se movilizaron este viernes hasta las puertas de la Legislatura, donde la Comisión de Cultura comenzó a analizar el texto que sería votado el jueves 9 de diciembre, en la última sesión del año.

Los llamados premios municipales tienen más de 100 años de historia y constan de una pensión vitalicia que los artistas de diversas disciplinas cobran a partir de los 50 años. La iniciativa impulsada por el ministro de Cultura, Enrique Avogadro, retrasaría la fecha de cobro del premio hasta 15 años para los varones y 10 años para las mujeres, y busca vincularlo con otros beneficios, pretendiendo que se descuente del total del premio el cobro de los haberes jubilatorios.

El proyecto busca también modificar la dinámica del galardón. Se entregaría de forma anual (hoy es cada dos años, aunque hay un significativo retraso ya que no se asignan desde 2011) y se actualizaría el monto de los premios: 500 mil pesos para el primero, 200 mil para el segundo y 70 mil para el tercero. Al mismo tiempo, Cultura eliminaría todos los premios de literatura inédita, en las categorías Eduardo Mallea y Ricardo Rojas.

“Lo más grave es que modifica derechos adquiridos. Uno de los puntos más complicados es que, al subir la edad para recibir el premio, lo que se hace es confundir lo que sería una jubilación con un reconocimiento de la Ciudad”, dijo a Diario Z el reconocido dramaturgo y actor, Rubén Szuchmacher. “Si bien es cierto que es algo que se debía ordenar, esto va en contra de los intereses de los artistas de la Ciudad. Es un castigo para los artistas. Yo, en lo personal, pido la renuncia del ministro de Cultura Enrique Avogadro por promover este proyecto que es directamente anti-artistas”, agregó.

En el artículo 32 del proyecto se establece justamente que el subsidio otorgado mediante el premio no será acumulable a la jubilación que el artista perciba. Es decir, a modo de ejemplo, si la jubilación es de 30 mil pesos y el subsidio de 60 mil pesos, el Estado porteño sólo abonaría 30 mil correspondientes al premio. Además, el Ejecutivo busca modificar el “factor hereditario”, que sólo correspondería a los hijos con discapacidad, mientras que en el actual régimen todos los herederos cobran la mitad.

Este proyecto pretende modificar en 48 horas ordenanzas que tienen muchísimos años”, advirtió la legisladora del Frente de Todos y vicepresidenta de la Comisión de Cultura, Maru Bielli. “La principal modificación es la incompatibilidad de este premio con cualquier otro ingreso que los artistas tengan”, dijo Diario Z.

“Los cambios que se buscan imponer, sin consulta previa a la comunidad involucrada, modifican en su esencia el carácter del premio, que en la actualidad y desde hace cien años, además de reconocer una obra, otorga a sus beneficiarios un subsidio vitalicio a partir de los 50 años”, señalaron desde la Unión de Escritoras y Escritores.

En tanto, en un comunicado conjunto, Argentores y la Asociación Argentina de Actores, presentaron un “enérgico rechazo” al proyecto oficial, al que acusan de “violar flagrantemente derechos adquiridos por los artistas desde hace décadas” y lesionar los “principios constitucionales que incluyen el diálogo y los convenios con los distintos sectores e instituciones”. Ambas entidades exigieron a los legisladores porteños que se “abstengan de tratar el proyecto” y convocaron al gobierno porteño a “generar una mesa de verdadero diálogo” con los sectores de la cultura involucrados.