Premios Municipales: Avogadro retiró el proyecto que postergaba el cobro hasta la edad jubilatoria

El ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, aplazó el tratamiento en la Legislatura del proyecto que impulsó para cambiar los premios municipales. Los premios, que tienen casi un siglo, destacan la labor de los artistas en literatura, teatro, música y artes visuales. El ministro espera “abrir un canal de diálogo” con las asociaciones del sector que cuestionaron la iniciativa y la calificaron como un “recorte” de fondos a la Cultura.

“Nos pareció prudente responder el pedido que nos hicieron las organizaciones de la cultura y postergar el tratamiento de la ley”, afirmó Avogadro en declaraciones a Télam, en las que admitió también la posibilidad de que el texto original del proyecto enviado al Parlamento pueda tener modificaciones.

La cartera de Cultura porteña, de esta manera, dio marcha atrás con la decisión de que los diputados sancionaran hoy, en la última sesión ordinaria del año, el expediente remitido hace una semana para cambiar el sistema de premios y concursos anuales que distinguen la labor de los trabajadores de la cultura en las disciplinas de literatura, teatro, música y artes visuales.

¿Qué modificaciones propone el Ministerio de Cultura porteño?

Entre las principales reformas del proyecto figuran una suba del monto de los galardones, que en la actualidad ronda los 70 mil pesos para el primer premio y pasaría a ser de 500.000 pesos, en tanto que se contemplan 200.000 pesos para el segundo, y 60.000 para el tercero.

Además, establece una periodicidad anual para todas la categorías, amplía la cantidad de las disciplinas contempladas y altera el sistema de subsidios que se entregan a los ganadores de manera vitalicia.

Este último punto fue el centro de la controversia dado que establece que el beneficio solo podrá ser cobrado por aquellos artistas a partir de los 60 años de edad en el caso que sean mujeres y 65 años para los hombres, cuando en la actualidad es a los 50.

También, dejará de ser hereditario para el o la cónyuge ante el fallecimiento del titular y solo tendrán “derecho a una asignación equivalente al 50% los hijos menores de edad e hijos con discapacidad” y no será acumulable con una jubilación.

La propuesta gener[o una ola de críticas, y dos marchas, la última a la sede de la Casa de la Cultura en Avenida de Mayo al 500 y luego a la Legislatura porteña, para rechazar el proyecto tras evaluar que era “arbitrario e inconsulto” y para pedir por la postergación del debate parlamentario hasta 2022.

Al respecto, Avogadro contó que el martes mantuvo reuniones con los referentes de las organizaciones en el Teatro Colón y precisó que “dada la controversia que se generó, decidí participar de manera personal, dar la cara, como corresponde, para conversar ya que son instituciones con las que tenemos relaciones desde hace mucho tiempo”.

“Por un lado hubo un consenso respecto de la necesidad de modificar los premios, pero también hubo -y con más fuerza- un reclamo de contar con más tiempo para tratar estas cuestiones”, señaló y dijo que decidió postergar el tema para el año próximo dado que “es importante tener una reforma robusta que tenga el consenso del sector”.