Legislatura: con 54 votos a favor, Muiños fue designada como nueva defensora del Pueblo de la Ciudad

La legisladora porteña del Frente de Todos María Rosa Muiños juró este jueves al mediodía como nueva defensora del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Fue electa durante una sesión especial por una votación casi unánime en la Legislatura porteña. Tuvo 54 voluntades a favor, tres en contra y una abstención. De esta forma, culminó el proceso de designación iniciado a fines de agosto pasado.  La legisladora, cuyo mandato este viernes 10 de diciembre, reemplazará a Alejandro Amor, que ocupará una banca en el parlamento local.   

“Toda construcción es colectiva. Tengo la esperanza de representar a todos los ciudadanos y ciudadanas que crean, sientan o vean vulnerados sus derechos. Me comprometo a encarar este desafío con la misma responsabilidad y compromiso con los que me desempeñé en la Legislatura. Es muy importante esta designación. No solamente dejo un cargo en el que estuve ocho años sino que recibí el acompañamiento de amigos y colegas de todos los bloques”, sostuvo Muiños al tomar la palabra.

«Tengo la esperanza de representar a todos los ciudadanos y ciudadanas que crean, sientan o vean vulnerados sus derechos».

María Rosa Muiños, flamante defensora del Pueblo de la Ciudad.

La flamante defensora del Pueblo sostuvo que seguirá “trabajando con el mismo espíritu de siempre en favor del bien común de todos los porteños, las porteñas y de quienes viven y transitan por esta ciudad. La Defensoría es un organismo de control que tiene una íntima relación con la Legislatura y espero poder reforzar esa relación”.

Muiños fue legisladora porteña durante 8 años.

La postulación de Muiños tuvo un largo recorrido. La Junta de Ética, Acuerdos y Organismos de Control de la Legislatura resolvió en septiembre iniciar el procedimiento de designación para el puesto. Luego, la diputada porteña recibió el apoyo de más de 250 organismos de derechos humanos, instituciones, asociaciones civiles, sindicatos, cooperativas, fundaciones, federaciones, grupos comunitarios, centros de jubilados, clubes de barrio, personalidades del ámbito social, académico, jurídico, cultural y religioso a nivel local, nacional e internacional. También de los dos últimos defensores del pueblo de la Ciudad, Alicia Pierini y Amor.

Un recorrido en la Defensoría  

Muiños conoce muy bien el organismo que conducirá. Ingresó a la Defensoría del Pueblo en 2004 como Consultora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Ocupó diferentes cargos en la institución hasta formar parte del gabinete de Alicia Pierini, desde donde diseñó junto a su equipo la política de formación de la organismo y brindó asistencia técnica y formativa a otros estamentos de control porteños.

Asumió como legisladora en diciembre de 2013 y este 10 de diciembre culmina su mandato como integrante del bloque Frente de Todos. Fue electa vicepresidenta segunda de la Legislatura en dos oportunidades. Fue presidenta de la Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana y miembro de las comisiones de Turismo y Deporte, de Cultura y de la Junta de Ética, Acuerdos y Organismos de Control. También fue vicepresidenta primera de la Comisión de Presupuesto, Hacienda y Administración Financiera y Política Tributaria y miembro de las comisiones de Planeamiento Urbano y Justicia.