Acuña ratificó que «las prácticas estudiantiles no son pagas» pero no entiende “que alguien diga que esto es trabajo esclavo”

La ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, ratificó que la implementación de prácticas educativas en empresas y organizaciones para todos los estudiantes del último año de secundaria «no son pagas» dice que no entiende “que alguien diga que esto es trabajo esclavo”.

«Los chicos no van a cobrar. No es una pasantía. Es una práctica educativa», insistió Acuña.

“Son 150 horas a lo largo del año de formación laboral teórica y 120 horas en los ámbitos productivos, en horario de clase. Las prácticas no son pagas”, precisó la ministra en diversos programas radiales.

Acuña explicó que se trata de prácticas educativas a desarrollar en ámbitos laborales. “No serán espacios rentados. Los estudiantes irán a las empresas con un proyecto educativo acompañados de un tutor. Van a aprender trabajando”.

La ministra se refirió a los sectores políticos y sindicales que las rechazaron: «Siento que hay algunos sectores, que cada vez son más chicos, que gritan fuerte y se oponen sin conocer las propuestas. Creo que están pensando en una casa de comidas rápidas opersonas que nunca trabajaron en su vida. Hace 5 o 6 años que venimos con estas prácticas en escuelas técnicas. Es parte de una ley nacional, es inentendible que quienes formularon esa ley cuestionen a quienes queremos cumplirla».

Implementación de las prácticas educativas

Los estudiantes podrán sumar experiencias vinculadas a su orientación escolar en diversos ámbitos:

  • Sector productivo (privado o público).
  • Sector de gestión de políticas públicas.
  • Ámbito cultural/comunitario.
  • Ámbito de la educación superior/científico-académico.