Nueva ola de Covid-19: el número de personas para testarse en el Hospital Muñiz es «incontenible»

El subdirector del Hospital Muñiz, Juan Carlos Cisneros, señaló que es «incontenible» el número de personas que está asistiendo a ese centro de salud, ubicado en el barrio porteño de Parque Patricios, a realizarse el test de coronavirus en la Unidad Febril de Urgencia (UFU) que funciona allí.

«La cantidad de pacientes que están viniendo a hisoparse es prácticamente incontenible», aseguró Cisneros al referirse a la atención en la UFU que funciona en el Muñiz.

En ese sentido, indicó que la capacidad del Hospital está «prácticamente al tope», ya que se estaban atendiendo otras patologías sumado a que parte del personal también está aislado por ser contacto estrecho.

Por esa razón, dijo, en la UFU solo se están atendiendo a las personas que presentan síntomas. Y agregó que «cuando uno supera el 40, 50% de positividad (en los test) ya no tiene mucho sentido hisopar».

«Como ha habido un crecimiento exponencial (de casos) mayor que en las dos olas anteriores, no sólo la población que está haciendo cola está enferma, sino que gran parte del personal es contacto estrecho, entonces son muchas las personas que quedan en aislamiento. Son médicos con los que no podemos contar», detalló Cisneros.

Y advirtió que está situación, menos personal más pacientes, afecta además a los enfermos con síntomas moderados. «Se complicó también un poco la internación, lo que es lógico por el alto número y entonces se nos complica la atención de los pacientes moderados«, afirmó.

En declaraciones a Radio Metro, Cisneros aseguró que el número de internaciones es «mucho menor», ya que de las 54 camas que tiene el Hospital, sólo siete están ocupadas por pacientes con coronavirus. Sin embargo destacó que la atención se ve dificultada porque en las «otras dos olas» la mayor parte del personal del centro de salud estaba destinado a la atención de los pacientes con coronavirus.

Sobre este punto, detalló: «en ningún momento ha llegado a ser altamente preocupante el nivel de internación pero en este momento el problema es que esto se suma al resto y hay un resto que no es tan amplio».

También se refirió al perfil de las personas internadas y agregó que «prácticamente todos los pacientes de terapia no están vacunados o tienen una sola dosis».

Por eso, destacó el rol de la vacunación. «Si esto hubiese pasado con esta intensidad en la primera ola, hubiésemos colapsado», resumió.

Por último, Cisneros agregó el malestar entre el personal de salud por las mejoras salariales que no se cumplieron.

«El personal de salud está agotado, esperaba un montón de mejoras que al final no se le concedieron», destacó.