Desde hoy no se entregan más sorbetes de plástico

Los porteños son fanáticos de esas bombillas de plástico que supieron llamarse pajitas hasta que la traducción al español de las series enlatadas las convirtió en «sorbetes». Dos millones de sorbetes o pajitas, según dice el gobierno local, son consumidos al mes solo en patios de comidas de los shoppings porteños. El descarte de estas