Un tercio de los porteños sigue trabajando de modo virtual y la mitad prefiere un sistema mixto

La pandemia modificó de un día para el otro la vida cotidiana. Los hábitos más incorporados a la rutina, los que se hacían de modo casi automático, se trastocaron. El que tuvo el impacto social más extendido fue el pase a la virtualidad escolar. Entre otras cosas porque no cambió sólo la vida de los