A diez años de su construcción, el bajo nivel de Dorrego perdió utilidad con las obras del Viaducto San Martín: había costado 20 millones de dólares

En 2009 el entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri presentaba una de las obras públicas emblema de esa época: el bajo nivel de la avenida Dorrego, que permitía conectar los barrios de Villa Crespo y Chacarita sin cruzar las vías del tren. La obra había tardado 17 meses, con un costo de veinte millones